X Cerrar

¿Fobia social?

La fobia social es una variedad un poco menos conocida de la ansiedad. La fobia social indica una ansiedad por la mera posibilidad de ser juzgado de forma crítica o de ponerse en ridículo. La fobia social provoca la ansiedad por el mero hecho de pensar que se puede hacer algo que va a suscitar la crítica o que cree que terminará haciéndole quedar en ridículo. Lo que las personas afectadas por la fobia social entienden por hacer el ridículo puede ser por ejemplo:

  • Ruborizarse de repente
  • Transpirar abundantemente
  • Ponerse a temblar durante una conversación

Puede que la fobia social no parezca una forma de ansiedad grave, pero sin embargo es una variedad de ésta a tomar en serio. Algunas personas afectadas por la fobia social evitan el contacto con el resto de la gente por miedo a ponerse en ridículo, y esto puede desencadenar en sentimientos profundos de aislamiento y de depresión. Por otro lado, esta forma de ansiedad también va a impedir que pueda realizar cierto tipo de actividades o cosas cotidianas que pueden hacerle feliz.

¿Cuáles son los síntomas de la fobia social?

Para que podamos hablar de fobia social, existen diferentes interpretaciones del diagnóstico de fobia social, en función de diferentes herramientas de diagnóstico. El DSM-IV (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders o Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales) es un método que hace una clasificación por categorías y en lo referente al diagnóstico de fobia social aplica las 6 reglas siguientes:

  1. Debe sentirse ansioso cuando se comporta de forma vergonzosa o humillante. Cuando está viviendo estas situaciones, la ansiedad está presente prácticamente todo el tiempo. Algunas variantes extremas de esta ansiedad pueden llevarle a un ataque de pánico.
  2. Usted sabe que esta ansiedad es exagerada o irreal.
  3. La situación social lleva a un comportamiento de huida.
  4. Las situaciones que provocan la ansiedad tienen un impacto considerable en la vida de cada día, en su entorno laboral, su vida social cotidiana o sus relaciones personales.
  5. Las personas de menos de 18 años deben estar padeciendo los síntomas de ansiedad de la fobia social desde hace al menos 6 meses.
  6. La fobia social no puede tener ninguna causa física ni ser la consecuencia de un abuso de sustancias. Los síntomas tampoco pueden haber sido causados por otro tipo de trastorno mental.

¿Cuáles son las causas de la fobia social?

Al igual que para otros tipos de ansiedad, en la mayoría de los casos para que podamos estar hablando de fobia social, debe entrar en juego una combinación de factores genéticos y medio ambientales. Sin embargo, lo que implican estos factores genéticos y factores del entorno es diferente en cada uno de los casos de trastorno de ansiedad.

Causas genéticas

Los factores genéticos de la fobia social son producto del sexo y de la herencia. Las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de padecer una fobia social. Por otra parte, existen ciertos factores genéticos que aumentan el riesgo de aparición de una fobia social.

Es importante saber que los factores genéticos no conducen necesariamente a la aparición de la fobia social. En la mayoría de los casos, para que ésto ocurra hace falta una combinación de factores del entorno sobre los cuales tiene la posibilidad de elegir. Por lo tanto, no está usted condenado a desarrollar una fobia social bajo el pretexto de que es posiblemente más vulnerable.

Causas del entorno

Los factores del entorno en caso de fobia social abarcan los aspectos siguientes:

  1. Influencias del entorno de las figuras de la educación
  2. Sus propios factores de entorno

1. Influencias del entorno de las figuras de la educación.

La ansiedad puede hallar una de sus fuentes en algunos ejemplos que pueda usted haber visto en personajes importantes. Por ejemplo, tiene usted mucha más probabilidades de tener miedo a las arañas si ve que su madre sale huyendo cuando ve una araña. Por el mero hecho de estar viendo, siendo niño, que personas cercanas, que son las que le están educando, tienen un comportamiento ansioso, hay muchas más probabilidades de que usted adopte ese mismo comportamiento. A decir verdad, ha aprendido que debe tener miedo en este tipo de situaciones.

Por otra parte, la agresión también puede tener un impacto sobre la fobia social. Las investigaciones demuestran que la agresión verbal entre los padres en presencia de niños pequeños puede aumentar los riesgos de padecer fobia social. Los niños que por ejemplo son criticados a menudo tienen por otro lado más probabilidades de desarrollar una fobia social ya que el hecho de hacer algo que pueda parecer vergonzoso les crea más ansiedad.

Es importante subrayar aquí que el impacto de estos factores es muy leve y que las causas debidas al entorno están principalmente constituidas de factores de entorno específicos.

2. Sus propios factores de entorno.

Entendemos por factores de entorno propios la manera en la que cada uno gestiona cierto tipo de situaciones y la personalidad. A pesar de una eventual predisposición, siempre podemos elegir la manera en la que reaccionamos ante cierto tipo de situaciones. Una misma situación no va a dar lugar a la misma reacción en todas la personas que tengan la misma predisposición.

En los casos de fobia social, las situaciones humillantes tienen una gran importancia. Si ha llegado a verse enfrentado a menudo a situaciones humillantes y que ha tomado la decisión de reaccionar con ansiedad, el riesgo de fobia social puede verse incrementado. La confianza en uno mismo puede jugar aquí un papel muy importante.

¿Cuáles son los posibles efectos de la fobia social?

Cada fobia social es diferente. Lo que sin embargo se puede establecer por igual en cada fobia social, es un considerable sufrimiento. Este sufrimiento puede manifestarse de diferentes formas.

La mayoría de las veces, las personas que padecen fobia social experimentan al cabo de cierto tiempo síntomas de depresión y tienen la sensación de haber perdido la alegría de vivir. Las personas necesitan el contacto humano. Si está usted evitando las situaciones sociales, esto puede activar unos sentimientos depresivos y de aislamiento. A partir de ahí se sentirá cada vez más solo. La fobia social puede además impedirle que haga cosas que en realidad le gustan. Todo esto puede llevarnos directamente a la aparición de la depresión.

Una fobia social puede no sólo tener una influencia sobre su alegría de vivir, sino también sobre su nivel de rendimiento. De esta forma, las personas que padecen de fobia social pueden por ejemplo abandonar los estudios antes de tiempo ya que quieren evitar las relaciones de grupo en el día a día o tienen problemas con cierto tipo de exámenes. De esta forma, puede que diga a propósito que está enfermo el mismo día en el que tiene que hacer una presentación para su examen. Ésto no mejora su nivel de popularidad.

¿Tratar la fobia social?

Usted puede luchar contra la fobia social y tratarla luchando contra la ansiedad y las estructuras de ansiedad negativa. Gracia a la terapia, puede usted buscar qué es lo que le provoca esa ansiedad y qué es lo que necesita para recuperar el control de su vida y reducir la ansiedad. ‘Mis15Minutos.com’ es un programa de autoayuda en línea que le ofrece asistencia a diario en el tratamiento de sus propios objetivos para reducir la ansiedad.

¿Evaluar sus síntomas de ansiedad?

¿Le gustaría saber si hay caso de una fobia social o cuáles son los síntomas de ansiedad que está experimentando? ¡Haga pues aquí mismo el test de ansiedad gratuito!

AL AUTODIAGNÓSTICO