X Cerrar

La depresión no ha sido ni conocida ni reconocida, ya sea en Bélgica o en el resto de la sociedad occidental, hasta hace relativamente poco tiempo. Para tener más información acerca de la depresión, y para poder formarse una idea más clara de qué es, se han llevado ya a cabo muchos estudios tanto acerca de en qué consiste exactamente esta enfermedad, como también en los demás factores que están vinculados con la depresión como por ejemplo la incidencia de la depresión.

Diferentes estudios se han esforzado por hacer un recorrido completo acerca de la prevalencia así como de la incidencia de la depresión. Según estos estudios se ha llegado a la conclusión de que la incidencia de la depresión puede diferir mucho de un país a otro, y que los factores de riesgo también pueden ser variables según los países y según las culturas.

Como resultado de los estudios acerca de la prevalencia y de la incidencia de la depresión, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aporta las siguientes cifras:

  • 350 millones de personas en el mundo sufren de depresión. Además, varios millones de estas personas sufren las consecuencias emocionales debido a que un miembro de su familia o alguien cercano está en depresión.
  • 1 millón de personas ya han puesto fin a sus vidas como consecuencia de síntomas depresivos.
  • 1 a 2 madres de cada 10 sufren de depresión prenatal. Esta depresión prenatal puede tener graves consecuencias en la educación del niño.

Por lo tanto podemos determinar que la incidencia de la depresión es alta y que la depresión es un problema con el que nos encontramos a menudo en cualquier parte del mundo, independientemente de cuál sea la cultura, la edad o la sociedad. En consecuencia no es nada inusual que, en la sociedad actual, puedas sucumbir al estrés y a la presión del día a día.

Prevalencia e incidencia de la depresión: ¿Depresión en todas las culturas?

Las cifras demuestran que la depresión está presente en cualquier parte del mundo. Podrías llegar a pensar que en determinadas culturas la depresión no es realmente tan frecuente. En parte es cierto. En determinadas culturas ni siquiera hay lugar para que la depresión esté presente. En algunos casos, la depresión se considera también como una enfermedad física y no mental. A pesar de que la depresión no esté reconocida en todas partes, y aunque no siempre se la denomine de la misma manera, sí está presente en todas partes. Por lo tanto existe la posibilidad de que la incidencia de la depresión sea distinta en función de cada cultura.

A pesar de que la depresión tenga cabida en cualquier parte del mundo, y que este hecho influya en la incidencia de la depresión, existen otros factores que también contribuyen a que la incidencia de la depresión sea variable.

Un factor importante es por ejemplo la diferencia de culturas. Esto puede explicar la diferencia de incidencia de la depresión entre las culturas individualistas y las culturas colectivistas. Una cultura individualista se caracteriza por el individuo, que es la pieza clave. En este caso, tu cultura parte de la base de que hay ciertas cosas que puedes hacer solo, que defiendes tus propios intereses, y que ante todo eres la pieza angular como individuo. Sin embargo, en una sociedad colectivista, se te considera más bien como una persona formando parte integrante de un conjunto más importante. En este caso, tu familia y tus abuelos son importantes y tu vives como individuo dentro de un núcleo familiar; mientras que en una cultura individualista se hace más hincapié sobre el individuo en detrimento de la familia. En ocasiones, esta cultura individualista puede ejercer una influencia sobre la incidencia de la depresión. La sensación de que estás solo o de que eres lo más importante puede en efecto influir en la aparición de la depresión. Las personas pertenecientes a culturas colectivistas viven más enfocadas en el conjunto por lo que puede darse el caso de que se sientan más respaldadas y menos solas. Es por esto que la incidencia de la depresión puede ser mayor en las culturas individualistas.

Se pueden catalogar como culturas individualistas las de los países occidentales como por ejemplo Bélgica, los Países Bajos, Francia, Alemania o los Estados Unidos.

En el caso de culturas colectivistas tenemos por ejemplo la India, China o México.

Prevalencia e incidencia de la depresión: ¿Reconocimiento mundial de la depresión?

Tal y como hemos indicado anteriormente, no todas las culturas reconocen la depresión. Incluso en nuestra sociedad occidental, considerada en la mayoría de los casos como una sociedad abierta, no siempre hay mucha cabida para la depresión.

Un consejo que podemos daros desde aquí es el de no dejar que lo que opinen los demás os desanime en vuestra decisión de buscar tratamiento. Una vez que se ha establecido un diagnóstico de depresión, es fundamental tratar esa depresión. Lo que opinen los demás no debe ser un obstáculo para que tú puedas hacer progresos y que finalmente luches contra tus problemas.

Si te llegas a encontrar en la situación en la que tienes la impresión de no poder hablar abiertamente, tienes que pensar por ti mismo en cuáles son tus motivaciones. Tú tienes el poder de elegir qué hacer para luchar contra tu depresión.

Prevalencia e incidencia de la depresión: ¿Aumento de la incidencia de la depresión?

Algunos estudios indican que la incidencia de la depresión va en aumento desde los años 1990. ¿Es eso cierto? ¿Tiene la gente más tendencia a la depresión ahora que antes? Esto no está garantizado en ningún caso.

A lo largo de las últimas décadas, la psicología ha logrado grandes avances, lo que además le ha permitido desarrollar herramientas más eficaces. Por lo tanto, puede ser que el hecho de que se esté hablando de un aumento de la incidencia de la depresión se deba a que ahora los avances permiten establecer diagnósticos de depresión a un mayor número de personas. Estas herramientas no existían antes o no se conocían. En determinadas culturas, las personas están más abiertas a la depresión que antes, y esto puede explicar el aumento.

Por otra parte, puede que exista realmente un aumento de la incidencia de la depresión. En el pasado, utilizábamos más los diferentes músculos de nuestro cuerpo, vivíamos más en función de los ciclos del sol, etc. Al ser ahora diferente, esto puede dar lugar a que aparezca la depresión. Teniendo en cuenta que el estilo de vida de la sociedad ha cambiado, podemos llegar a desarrollar ciertos hábitos que a su vez pueden fomentar la depresión.

Por lo tanto esta evaluación debe ser tomada en serio.

Prevalencia e incidencia de la depresión: ¿test de la depresión?

¿Quieres saber cuáles son los síntomas de la depresión que te afectan o estás buscando un tratamiento adaptado para tus síntomas de depresión? Pasa aquí nuestro test de depresión gratuito para obtener más información respecto a tus propios síntomas.

Comienza su autotest »