¿Diabetes?

¿Qué es la diabetes?

La diabetes, en ocasionas también denominada diabetes mellitus, es una enfermedad crónica que no tiene cura. Si padeces diabetes, esto implica que tu cuerpo tiene una producción deficiente de insulina o no es suficientemente receptivo al efecto de esta substancia. Esto hace que el organismo tenga dificultades en asimilar el azúcar. El azúcar tiene la función de proveer la energía necesaria a diferentes tipos de células. De esta forma, un exceso de azúcar se traduce por una hiperglucemia, un nivel de azúcar en sangre anormalmente alto. Además de este problema, podemos observar otros trastornos relacionados con la sangre, entre otros:

  • Trastornos de la tensión
  • Trastornos de los vasos sanguíneos

La diabetes está muy presente en nuestra sociedad actual. Además, en la mayoría de los casos la enfermedad viene acompañada de los siguientes problemas/trastornos:

  • Problemas cardíacos y vasculares
  • Ceguera
  • Afección de los riñones

¿Cuáles son los diferentes tipos de diabetes?

La diabetes se puede manifestar de diferentes formas. Encontrarás a continuación un resumen de los diferentes tipos de diabetes existentes.

Diabetes de tipo 1

La diabetes de tipo 1 se caracteriza por una afección del sistema inmunitario. Determinadas células del páncreas, las células β, son atacadas por nuestro organismo mediante anticuerpos. En origen, estas substancias tienen la función de protegernos contra las bacterias y los virus. Este proceso produce una falta de insulina. Obtener un diagnóstico de diabetes tipo 1 es por lo tanto la primera fase para toda una vida haciendo uso de la insulina. La diabetes de tipo 1 se manifiesta con mayor frecuencia en los niños y en los adultos de menos de 40 años. Esto no significa que este tipo de diabetes no pueda aparecer a partir de una edad más avanzada. Los síntomas que se manifiestan en este caso suelen ser de corta duración, pero muy activos. Se trata de los siguientes síntomas:

  • Necesidad de orinar con mucha frecuencia
  • Tener sed con frecuencia
  • Pérdida de peso considerable
  • Fatiga

A pesar de que tengamos cada vez más información acerca de los síntomas de la diabetes de tipo 1, aún no sabemos con absoluta certeza cuáles son sus causas.

Diabetes de tipo 2

Este tipo de diabetes se caracteriza por una producción de insulina definitivamente insuficiente. Además, se produce una especie de resistencia a la escasa insulina producida. Este tipo de diabetes se manifiesta principalmente en las personas de más de 40 años. Además, el riesgo de contraer este tipo de diabetes aumenta en los casos de sobrepeso así como de falta de ejercicio físico. La diabetes de tipo 2 se caracteriza también por una serie de síntomas, aunque en la mayoría de los casos las personas afectadas apenas los sufran. Por lo que puede darse el caso de que una persona padezca diabetes de tipo 2 y no lo sepa. Con frecuencia, el diagnóstico viene dado por un reconocimiento médico fortuito. Los siguientes síntomas pueden ser las señales de advertencia de diabetes de tipo 2:

  • Infecciones en las partes íntimas
  • Problemas de pies, por ejemplo una herida que no se cura bien, o unos calambres.
  • Cistitis reiteradas

Si la enfermedad persiste, empezamos a tener mucha sed, necesitamos orinar con frecuencia y nos sentimos siempre fatigados. Este tipo de diabetes puede estar vinculado a una predisposición genética a la enfermedad. Además, el envejecimiento puede aumentar el riesgo de contraerla. Un estilo de vida saludable puede aportar cierta mejoría, sobre todo en los casos en los que el riesgo de sufrir este tipo de diabetes es considerable.

Diabetes gestacional

La diabetes puede producirse durante el embarazo. Se suele manifestar en el segundo trimestre. La aparición de este tipo de diabetes suele ser debido a los cambios hormonales. Si padeces este tipo de diabetes, son muchas las probabilidades de que la enfermedad remita al término del embarazo.

Tipos especiales de diabetes

Los tipos de diabetes mencionados anteriormente son los tipos más frecuentes, pero existen también unos tipos de diabetes específicos. No obstante, estas son poco comunes. Cada tipo implica una evolución especial de la enfermedad y por tanto va a requerir un tratamiento adaptado.

¿Cómo se establece un diagnóstico de diabetes?

Un diagnóstico de diabetes se establece primero a partir de dos muestras de sangre analizadas en laboratorio. Si tu médico toma una muestra de sangre mediante un simple pinchazo en la punta del dedo, no se podrá establecer ningún diagnóstico de diabetes basándose en la información obtenida con este método. Cuando se trata de un valor igual o superior a 126 mg/dl en el nivel de azúcar en sangre en ayunas, esto puede ser un indicio de diabetes. Si el valor está entre 100 y 125 mg/dl, el resultado puede ponerse en duda. Estos resultados solo son válidos para el control de niveles de azúcar en sangre en ayunas. Si este no es el caso, para poder determinar una diabetes necesitaremos un valor de al menos 200 mg/dl.

¿Un prediagnóstico de diabetes?

Cómo ya hemos mencionado anteriormente, un valor en ayunas entre 100 y 125 mg/dl no es determinante. En estos casos estamos hablando de prediabetes. Si tú mismo lo has podido observar, puedes tomar otras medidas, las cuales podrán terminar dando un diagnóstico de diabetes. En situación de sobrepeso, se aconseja adelgazar. Un estilo de vida saludable también puede ayudar con el tiempo a un diagnóstico. Esto significa: comer de forma saludable y hacer ejercicio físico regularmente. Además de un estilo de vida saludable, es conveniente someterse a unas analíticas de sangre cada 6 meses con el objetivo de hacer un seguimiento de posible diagnóstico.

¿Otras formas de establecer un diagnóstico?

La evaluación de determinados valores en sangre es el método más habitual de obtener un diagnóstico de diabetes. Sin embargo existen otros, como el valor de hemoglobina glicosilada mediante analítica de sangre. Si el valor es superior a 48 mmol/mol, indica diabetes. Estos valores se deben examinar dos veces para poder establecer un diagnóstico de diabetes. Cabe subrayar que actualmente en Bélgica este método de establecer un diagnóstico no lo cubre la seguridad social.

¿Cuáles son los efectos de la diabetes?

A largo plazo la diabetes puede conducir a diferentes problemas de salud. La deshidratación es una de las consecuencias de la enfermedad. Además, el paciente diabético puede sufrir desmayos así como problemas cardíacos. En los casos de diabetes prolongada, los problemas sanguíneos son bastante comunes. Padecer una enfermedad crónica puede además dar lugar a una serie de consecuencias psicológicas serias. Así, personas que padecen una enfermedad crónica van a sufrir con frecuencia estrés y depresión. Esto a su vez va a acarrear problemas vasculares que pueden incluso incapacitar a la persona. De esta forma, las causas de la diabetes pueden intensificarse y por tanto sus síntomas agravarse. Un factor de prevención valioso es un estilo de vida saludable en el que el que el ejercicio físico tenga un lugar importante. Si empiezas a tiempo un tratamiento para la diabetes, podrás prevenir parte de sus efectos.

¿Tratar la diabetes?

Durante un tratamiento de diabetes, es conveniente tener en cuenta los siguientes factores:

  1. Mantener un estilo de vida saludable. Es decir comer sano y practicar regularmente alguna actividad física. Esto te puede ayudar tanto a hacer frente a los síntomas como a prevenir la diabetes. Dejar de fumar y perder peso también ayuda en gran medida a las personas en su lucha contra la diabetes.
  2. Tratamiento médico basado en tratamiento farmacológico para la disminución del nivel de azúcar en la sangre, medicamentos para luchar contra los problemas cardíacos y vasculares así como un seguimiento médico regular.
  3. Supresión de los factores de riesgo que puedan fomentar la diabetes.

Un tratamiento médico de diabetes es un factor importante para la lucha contra la enfermedad. La combinación de la prevención con un estilo de vida equilibrado puede reforzar considerablemente los efectos de este tratamiento. Llevar una vida sana y equilibrada puede ser tan conveniente para el tratamiento de la diabetes como para prevenir la enfermedad. Por lo tanto, a menudo la toma de fármacos como único tratamiento no aporta todo los resultados deseados. Hace falta hacer más que eso. ‘Mis15Minutos.com’, desarrollado por médicos y psicólogos, puede servir de apoyo a un tratamiento médico o a prolongar los efectos positivos de este tipo de tratamiento. Funciona tanto para el tratamiento de determinados síntomas como para la prevención. Las técnicas científicas en las que se basa el programa son además aplicables durante toda tu vida.

¿Test de diabetes?

Te gustaría saber cuáles son los factores que alimentan tu diabetes? ¿Te gustaría saber más sobre los factores de riesgo? Pasa entonces aquí mismo el test de diabetes gratuitoAdemás, viene acompañado de un vídeo del Dr. Paul Koeck en el que presenta un enfoque global de las enfermedades y sus síntomas.