X Cerrar

Enfermedad de Crohn

Al igual que sucede con la colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn causa problemas intestinales. Y al igual que la colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn es un problema intestinal muy frecuente. Estas dos enfermedades son además muy similares entre sí. Para ofrecerte una perspectiva general más precisa en lo referente a qué es exactamente la enfermedad de Crohn y en qué se diferencia de la colitis ulcerosa, a continuación te hacemos un resumen de las características más relevantes de la enfermedad.

¿Qué es la enfermedad de Crohn?

La colitis ulcerosa da lugar a frecuentes inflamaciones crónicas del colón. Por el contrario, la enfermedad de Crohn da lugar a que la inflamación no se limite exclusivamente al colón, sino que también se pueda detectar en el intestino delgado. Al igual que sucede con la colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn provoca inflamaciones crónicas, pero además en este caso en cada una de las dos partes del sistema intestinal. Con frecuencia estas inflamaciones vienen también acompañadas de hemorragias y úlceras, que a su vez pueden dar lugar a síntomas graves como lo puede ser la anemia.

La enfermedad de Crohn también puede ser el desencadenante de otros síntomas. Entre otras cosas la inflamación de la vagina y/o de la vejiga pueden ser afecciones bastante comunes. Por lo tanto es conveniente reconocer los síntomas de la enfermedad de Crohn lo antes posible, para prevenir de esta forma síntomas más graves.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Crohn?

Al igual que con la colitis ulcerosa, existen determinados síntomas que corresponden a la enfermedad de Crohn. A continuación te detallamos una lista de los síntomas más frecuentes de la enfermedad de Crohn:

  • Diarreas, acompañadas por sangre y mucosas
  • Dolor de estómago
  • Congestión de materia fecal
  • Anemia
  • Pérdida de peso
  • Estar cansado
  • Fiebre
  • Retraso del crecimiento cuando se trata de niños o adolescentes
  • Llagas, fístulas, y/o inflamaciones, habitualmente alrededor del ano
  • Contracciones en los intestinos

Los problemas que acabamos de describir en esta lista están directamente vinculados con las inflamaciones del colón. Al igual que sucede con la colitis ulcerosa, las dolencias pueden llegar a desarrollarse en otras partes de nuestro organismo. A continuación, te damos la lista de las dolencias, causadas por la enfermedad de Crohn, que se pueden desarrollar en cualquier otra parte de nuestro organismo:

  • Inflamación ocular
  • Hinchazón y/o inflamación articular
  • Problemas en la piel
  • Aftas y úlceras en la boca
  • Piedras en la vesícula

Al igual que ocurre con cualquier otra enfermedad, la forma con la que una enfermedad se pone de manifiesto puede ser muy diferente de una persona a otra. Tanto los síntomas como la intensidad de estos síntomas pueden tomar distinta magnitud dependiendo de cómo se manifiesta la enfermedad en cada caso en particular.

Por otra parte, las personas que sufren cualquier otro problema crónico de colón también corren algo más de riesgo de contraer un cáncer de colón. Por lo general esta probabilidad suele surgir tras haber padecido la enfermedad de Crohn durante un período de tiempo de aproximadamente 8 años. Para reducir esta probabilidad de riesgo es más que recomendable hacerse un control periódico mediante un médico especialista.

AL AUTODIAGNÓSTICO