X Cerrar

Lamentablemente, la migraña no tiene cura definitiva. Cabe la posibilidad de que en un futuro próximo se encuentre una solución, pero hasta el día de hoy aún no existe ninguna cura. En la actualidad, el tratamiento para la migraña consiste en la prevención de los brotes. De esta forma, se pretende que la migraña afecte en menor medida a tu bienestar físico y psicológico. Por esto mismo, la prevención de la migraña es un factor clave del tratamiento.
Prevenir la migraña es también algo que tú mismo puedes poner en práctica. Por lo tanto es conveniente, con la ayuda de los médicos, aprender más acerca de la manera en la que la migraña se manifiesta en tu caso particular. Pero en lo referente a la prevención de la migraña, no siempre tienes porque necesitar a un médico. Así pues, existen diferentes pautas que puedes poner en práctica.

¿Prevenir uno mismo la migraña: ¿la primera fase?

Antes de pensar en cómo prevenir la migraña, obviamente es conveniente obtener un diagnóstico. Porque, por ejemplo, puede que sufras migraña de forma ocasional debido a que padeces algún tipo de enfermedad que la provoca. En este caso, no podrás eliminar tu migraña mientras no hayas superado primero la enfermedad. En tal caso es imposible prevenir la migraña si te centras exclusivamente en la migraña.
Tan pronto como se haya establecido un diagnóstico de migraña, podrás prevenir la migraña si obtienes más información sobre el tema. Saber es poder. Por lo que puedes pedir a tu médico más información acerca de la migraña o consultar la información que te ofrecen en internet las diferentes páginas web sobre medicina. A pesar de que aún no se conoce exactamente cuales son las causas de la migraña, existen algunos trucos para prevenir los brotes.

Prevenir uno mismo la migraña: ¿Un diario de tu migraña?

También puede resultar de gran utilidad llevar una especie de diario. La prevención de la migraña puede basarse en el conocimiento de las causas. De esta forma, puedes luchar contra las causas, lo que a su vez te va a ayudar a prevenir la migraña. Los factores desencadenantes son diferentes según cada caso, motivo por el cual es conveniente llevar un diario personal. Al cabo de cierto tiempo registrando los datos, podrás reconocer los mecanismos y establecer una lista de tus propios factores desencadenantes. En tu diario, deberías hacer constar lo siguiente:

  • Lo que has comido hoy
  • Lo que has hecho hoy
  • La hora en la que se ha manifestado el brote de migraña
  • Qué tipo de dolor sufres durante un brote de migraña
  • Cúanto tiempo duran tus crisis de migraña
  • Qué tipo de medicamentos estás tomando
  • Qué factores de riesgo has podido observar hoy

Si mantienes esta rutina durante uno o dos meses, este diario puede llegar a ser tu herramienta de prevención para la migraña. Si por ejemplo son determinados tipos de alimentos los que provocan tu migraña, podrás reconocer este patrón con un simple examen de qué has comido los días en los que tenías migraña. En este caso, sería útil establecer una lista dietética recapitulando los alimentos que te afectan y cuáles es preferible no tomar. Si, por otro lado, tu migraña aparece todos los meses en el período de menstruación, puedes anticipar su aparición. En lo sucesivo, puedes entre otras cosas liberar tu agenda tanto como te sea posible en esos días con el objetivo de que puedas descansar en vez de por ejemplo salir con los amigos. A otras personas les puede surgir la migraña cuando practican deporte de forma excesiva. Se puede entonces prevenir la migraña simplemente practicando sólo una hora de ejercicio a cada vez. En cualquier caso el ser capaz de controlar los factores de riesgo es entonces un elemento de poder. La prevención de la migraña se basa en el conocimiento de nuestros propios factores de riesgo así como en su correcto control. Si te dedicas a intentar prevenir la migraña, podrás observar una mejora en tu salud tanto mental como física. No obstante esto va a necesitar su tiempo.

Comienza su autotest »