X Cerrar

¿Manifestación de la migraña en función del género?

La migraña es un trastorno que afecta más a las mujeres que a los hombres. Los diferentes estudios realizados indican que aproximadamente entre el 2 y 10% de los hombres sufren migraña. El porcentaje de mujeres que padecen migraña es considerablemente más alto. Aproximadamente entre el 5 y el 25% de las mujeres sufren migraña. Por lo tanto, el género afecta también a la aparición de la migraña.

¿Manifestación de la migraña en la infancia?

Además del género, la edad también es un indicador importante de la aparición de la migraña. Los brotes de migraña parecen manifestarse con menor frecuencia en la franja de edad comprendida de los 50 años en adelante. Sin embargo se sabe poco acerca de cuál es la media de edad en la que la migraña suele hacer su primera aparición. Los niños también pueden sufrir migraña, de hecho existen casos de niños de 10 años que ya sufren migraña, lo que confirma la manifestación de la migraña en la infancia. Se podría pensar que la manifestación de la migraña en la infancia es algo inusual, sin embargo es justo lo contrario. Un equipo de investigación escoces se ha centrado en estudiar la manifestación de la migraña en la infancia. El estudio ha revelado que al 11% de los niños entre 5 y 15 años examinados se les ha establecido un diagnóstico de migraña.

¿Migraña o cefalea por tensión?

Además de la migraña, también existe otro trastorno que se conoce como cefalea por tensión. Este se basa en un dolor de cabeza causado por una tensión muscular. La tensión prolongada de los músculos puede, al cabo de cierto tiempo, llegar a causar un dolor de cabeza. En la mayoría de los casos, la aparición de las cefaleas por tensión se debe a los músculos de la nuca.
¿Qué nos indica todo esto acerca de la manifestación de la migraña? Pues que con frecuencia la cefalea por tensión y la migraña aparecen al mismo tiempo. El 62% de las personas que padecen migraña también sufren cefaleas por tensión. Sin embargo la prevalencia es inferior en el sentido inverso, puesto que sólo el 25% de las personas que sufren cefaleas por tensión llegan a sufrir también migraña. Se puede concluir que la migraña es una enfermedad que no es necesariamente congénita, pero que sin embargo puede aparecer al cabo de cierto tiempo siempre y cuando se combinen una serie de factores de riesgo de la migraña. Entonces, ¿por qué son más los casos de personas que sufren migraña y a la vez padecen cefaleas por tensión que a la inversa? Esto puede ser debido a la causas psicológicas de la migraña. En primer lugar, la migraña es una forma más severa de cefalea por tensión, por lo que va a durar más tiempo que la cefalea por tensión. Además, el estrés desempeña un papel determinante en la aparición de la tensión, al igual que en la aparición de la migraña.
Teniendo en cuenta que las personas que padecen migraña son más sensibles al estrés, es bastante probable que sufran una cefalea por tensión antes de un brote.