X Cerrar

¿Migraña?

La migraña es una enfermedad cerebral que se caracteriza por un intenso dolor en un hemisferio del cráneo. El origen del término migraña viene del nombre en latín Hemicrania, que significa dolor en un solo hemisferio del cráneo. La migraña es una dolencia que ha pasado a ser un problema cada vez más predominante en nuestra sociedad. A pesar de ello, aún hay personas que son escépticas con respecto a la migraña.

La migraña es una dolencia física que no obstante puede tener una serie de causas psicológicas. Teniendo en cuenta que la migraña es un tipo de dolor de cabeza mucho más intenso, la migraña puede tener una repercusión significativa en tu vida cotidiana.
En este artículo, vamos a detallar los principales factores de la migraña: los síntomas, la manifestación, las causas así como lo que puedes hacer para reducir tus brotes de migraña. Además, al final de este articulo puedes pasar un test de evaluación gratuito. Este test te indicará en qué medida determinados factores psicológicos pueden estar afectando directamente a tu migraña. Porque a pesar de que la migraña sea una enfermedad física, en muchos casos detrás se ocultan una serie de causas psicológicas.

¿Qué es la migraña?

La migraña es una enfermedad en el transcurso de la cual unos violentos brotes de dolores de cabeza se producen de forma recurrente. Por lo que respecta a la migraña, estos dolores de cabeza se suelen situar en un solo hemisferio del cráneo (hemicraneal) y se presentan martilleantes o pulsatiles. Una serie de síntomas como las nauseas o los vómitos se manifiestan también con frecuencia. Las actividades físicas pueden además agravar los síntomas de la migraña. Por lo tanto, cuando se tiene migraña no se recomienda planificar ningún entrenamiento físico intensivo. Cuando se sufre un brote de migraña, además de la actividades físicas, también es preferible evitar las luces y los ruidos intensos.
Un brote de migraña suele durar entre 4 y 72 horas. Cuando se está bajo prescripción de medicamentos u otro tipo de tratamiento, tanto la duración como la frecuencia de los brotes pueden reducirse e incluso desaparecer. Cuando los brotes duran menos de 4 horas sin necesidad de tratamiento, no se puede técnicamente determinar que se trate de una migraña.
Si padeces migrañas, podrás observar que tu vida cotidiana puede verse seriamente afectada por la migraña. Entre otras cosas, vas a tener que cancelar planes con los amigos. También suele ser complicado dejar que la migraña se pase sola, por lo que esto también excluye la última copa. Pero no solo las actividades placenteras se ven afectadas negativamente por la migraña, sino que también actividades como el trabajo pueden sufrir las consecuencias de la migraña. Si sufres brotes de migraña de forma reiterada, tu vida puede transformarse en una pesadilla. Nos sentimos constantemente sin fuerzas y el dolor termina tomando el control de nuestra vida.
¿Quieres evaluar tu migraña? Pasa aquí mismo el test de migraña gratuito.

¿Es la migraña algo frecuente?

La migraña es una enfermedad que se manifiesta con más frecuencia entre las mujeres que entre los hombres. Aproximadamente entre el 2 y el 10 % de los hombres padecen migraña, mientras que el porcentaje de mujeres es de 5 a 25 %. Además, la edad también influye en la manifestación de la migraña. Se ha descubierto que los brotes de migraña son menos frecuentes pasada la barrera de los 50 años. La franja de edad en la que aparecen las primeras migrañas puede variar considerablemente. Así, se conocen casos de niños de 10 años que ya han sufrido migrañas. También parece ser que la frecuencia de la migraña esté aumentando entre los jóvenes. Un estudio realizado en Escocia ha revelado que el 11 % de los niños entre 5 y 15 años estudiados sufrían migraña.

Suele resultar difícil hacer la distinción entre una migraña y una cefalea por tensión. Las cefaleas por tensión suelen ser un tipo de dolor de cabeza que se manifiesta a consecuencia de una tensión de los músculos. El estrés también puede ser una causa importante. Cuando se trata de cefalea por tensión, los músculos se tensan y esto puede causar un sentimiento de acritud. Al cabo de cierto tiempo, esta tensión permanente puede conducir a la migraña. En la mayoría de los casos, la tensión de los músculos que puede originar la migraña se localiza en la zona de la nuca.
La frecuencia de la cefalea por tensión es alta en los pacientes que sufren migrañas. De ello se concluye que el 62 % de los pacientes que sufren migrañas también se ven perjudicados por cefaleas por tensión. Sin embargo lo contrario es menos frecuente, ya que se deduce que solo el 25 % de los pacientes que sufren cefaleas por tensión llegan a padecer también migrañas. De ahí que en algunos casos podamos encontrar personas que desarrollan los síntomas causados por una tensión permanente de los músculos sin que por ello llegue a manifestarse la migraña.  
¿Quieres evaluar tu migraña? Pasa aquí mismo el test de migraña gratuito.

¿Factores de riesgo de la migraña?

Determinados factores de riesgo pueden ser el detonante de un brote de migraña. De ahí que sea conveniente conocer estos factores de riesgo con el objetivo de poder eventualmente eliminarlos de tu vida. Así, entre otras cosas, determinados alimentos también pueden provocar la migraña.
Para ayudarte a evaluar cuáles son los factores de riesgo que conducen a que tú desarrolles migrañas, puedes llevar una especie de diario personal. En este diario, puedes anotar qué día y en qué circunstancias tuviste un brote de migraña así como otros tipos de características de esa crisis, entre otras el hemisferio del cráneo en el que se centraba el dolor, si en la parte frontal o posterior, etc. Además también puedes elaborar una lista de factores de riesgo de la migraña que más adelante te podrá indicar qué estabas haciendo o qué habías comido el día del brote. Al cabo de cierto tiempo, podrás empezar a reconocer un patrón y así identificar estos factores de riesgo como tus propios factores de riesgo.
Resulta que los factores de riesgo de la migraña no son los mismos para todo el mundo. De esta forma, el hecho de comer un tomate puede provocar una migraña en una persona y en cambio no tener ningún efecto en otra. A continuación te detallamos una lista de factores de riesgo de la migraña por categorías con el fin de poder descubrir cuáles son las que te conciernen.

¿Cambios en el entorno?

Determinados cambios en nuestro entorno pueden ser considerados como factores de riesgo de la migraña. A continuación te detallamos algunos de los cambios dentro de tu entorno que pueden provocar una migraña:

  • Cambios en el clima
  • Cambios en tu rutina cotidiana
  • Saltarse una comida
  • Cambios de hábitos del sueño

¿Estimulaciones sensoriales?

Las estimulaciones sensoriales también pueden ser el origen de un brote de migraña. Las siguientes estimulaciones sensoriales suelen provocar la migraña:

  • Luminosidad intensa
  • Olores desagradables
  • Ruidos fuertes

¿El estrés como factor de riesgo?

El estrés es un factor de riesgo importante y puede ser el causante de un brote de migraña. A continuación te enumeramos algunas situaciones en las cuales el estrés puede provocar la migraña:

  • Períodos de actividad intensa, tanto física como mental
  • Períodos de descanso consecutivos
  • Tensiones emocionales
  • Situaciones de crisis

¿Alteraciones hormonales?

Las hormonas pueden ejercer una gran influencia sobre la aparición de la migraña. A continuación listamos una serie de situaciones en las cuales las alteraciones hormonales pueden provocar la migraña:

  • Menstruaciones
  • Ovulación
  • Tomando la píldora: días sin píldora (unas veces el dolor de cabeza y la migraña perduran durante los días en los que se toma la píldora y otras veces en los días en los que no se toma)

¿Los alimentos como factor de riesgo?

Determinados alimentos también pueden llegar a provocar la migraña. En algunos casos, resulta necesario seguir una dieta alimenticia determinada en la que se deben evitar los siguientes alimentos:

  • Por regla general, el vino tinto es más peligroso que el vino blanco, aunque, en el caso de algunos pacientes puede ser lo contrario. El chianti y los derivados del vino tinto, como el oporto, tienen un alto contenido en tiramina, por lo que es preferible evitarlos. Lo mismo sucede con el champán y el jerez o los vinos dulces. Los alcoholes blancos suelen ser menos perjudiciales. En ocasiones, la cerveza o el vino blanco, siempre en cantidades moderadas, pueden tolerarse.
  • Chocolate
  • Plátanos
  • Pulpa de cítricos, el zumo en cantidades moderadas puede tolerarse
  • Nueces
  • Cebollas
  • Champiñones y setas
  • Tomates
  • Arenques ahumados, en salazón y en vinagre
  • Diferentes tipos de quesos. Se trata esencialmente de los quesos fermentados, añejos o curados. Los quesos frescos y el queso fundido no suelen ser perjudiciales. El quesos de bola holandés fresco en cantidades moderadas pueden incluso ser provechoso.
  • Comida asiática que contenga glutamato monosodico (tipo de aromatizante).
  • Alimentos fritos que contengan glutamato monosodico.
  • Derivados de la carne que contengan nitratos, entre otros los perritos calientes y la charcutería.
  • Productos ‘light’ que contengan aspartamo, como la Coca-cola light. .

Los pacientes que sufren migrañas pueden ser sensibles en distinta medida a una serie de alimentos. A este respecto no hay regla universal. La dieta se debe considerar como una base orientadora junto con una serie de adaptaciones personalizadas en virtud de grandes diferencias de una persona a otra. De ahí que unos tomates puedan ser el detonante de la migraña en determinadas personas y sin embargo no plantear ningún problema en la mayoría de los que padecen migraña. Además de las diferencias interindividuales, también existen diferencias interpersonales. De esta forma, un mismo paciente tolerará una copa de vino tinto en un momento específico, por ejemplo durante las vacaciones, sin estrés, y esa misma copa puede provocar los brotes en situaciones de mayor presión. Entonces, probablemente otros factores darán paso al brote de migraña. Los pacientes que padecen migraña sin aura suelen ser más sensibles a los factores dietéticos que los pacientes que sufren migraña con aura. Son esencialmente los alimentos con alto contenido en tiramina o los alimentos procesados que contengan aditivos los que pueden provocar los brotes.
¿Quieres evaluar tu migraña? Pasa aquí mismo el test de migraña gratuito

¿Los diferentes tipos de migraña?

Al igual que existen diferentes factores de riesgo de la migraña, también existen diferentes formas de manifestación de la migraña. Así, existe una migraña con aura y una migraña sin aura. Un aura es un grupo de síntomas los cuales conducen a síntomas neurológicos centrales. Estos síntomas preceden al brote de migraña. Advierten que una migraña está a punto de manifestarse. A continuación te damos más información acerca de los síntomas así como la diferencia entre migraña con aura y sin aura.

¿Migraña con aura?

Por lo tanto, un aura puede advertir la proximidad de una crisis de migraña. Esta forma de advertencia se manifiesta en aproximadamente entre el 15 y el 25 % de los casos. Un aura consiste en uno o varios síntomas característicos, los cuales alteran las funciones corporales. Las migrañas con o sin aura pueden ir alternándose. Por lo tanto no hay ninguna garantía de que si en una ocasión tienes una migraña con aura, la siguiente vez también vayas a sufrir una migraña con aura.
Un aura se caracteriza ya sea por un único síntoma, ya sea por varios síntomas que afecten de forma temporal diferentes funciones de tu organismo. Los siguientes síntomas pueden ser la advertencia de un aura:

  • Trastornos de la vista
  • Hormigueos en la cara, las manos o los labios. Este hormigueo se suele manifestar en un único hemisferio
  • Trastornos musculares, también de un solo lado del cuerpo
  • Trastornos del habla

Solo podemos diagnosticar un aura cuando al menos uno de los síntomas anteriormente citados se establece en un período mínimo de 5 minutos. En la mayoría de los casos, un aura dura 60 minutos. Cuando diferentes síntomas de aura se manifiestan a la vez, es muy posible que el aura dure más de 60 minutos.

¿Otros síntomas de advertencia?

Además de los síntomas del aura, existen también otros síntomas que pueden advertir que un brote se aproxima. Algunos ejemplos son:

  • Hiperactividad
  • Sentimientos depresivos
  • Sentimientos maníacos
  • Bostezar reiteradamente
  • Antojo de un alimento en particular

¿Migraña sin aura?

Un brote de migraña también se puede manifestar sin que aparezcan previamente los síntomas de aura. Los síntomas de un brote de migraña pueden entonces ser siempre los mismos. La única diferencia es la ausencia de un aura previa. No existe ninguna garantía de que, si en una ocasión tienes un aura, también sufras un aura la vez siguiente. Las dos opciones pueden alternarse en la misma persona. Cabe la posibilidad de que una serie de factores de riesgo de la migraña conduzcan a un aura y que otros conduzcan a una migraña sin aura. Por lo tanto es conveniente anotar cuándo se produce un aura y cuáles son los factores de riesgo que se pudieron observar en esa ocasión. De esta manera, podrás identificar un patrón.
¿Quieres evaluar tu migraña? Pasa aquí mismo el test de migraña gratuito.

¿Cuáles son los síntomas de la migraña?

Obviamente todos sabemos que la migraña se caracteriza por un dolor de cabeza. Lo que algunas personas no saben, es que la migraña es mucho más que un dolor de cabeza. De esta forma, un brote de migraña suele venir acompañada de vómitos. Es conveniente conocer estos síntomas, puesto que te pueden ayudar a prevenir un brote. Además, si aún no estás seguro de padecer migrañas, esto te puede ayudar a determinar una causa a tu dolor de cabeza. Teniendo en cuenta que la migraña aún no se considera una enfermedad como tal, a veces puede resultar lento poder obtener un diagnóstico.
Por un lado, una migraña pasa por una serie de fases de las cuales dos consisten en señales de advertencia de la aparición de un brote de migraña. No todo el mundo va a sufrir los mismos síntomas ni pasar por las mismas fases. Por lo que los síntomas que aparecen a continuación son síntomas generales que todas las personas suelen padecer durante un brote. Pero puedes examinar cuáles son los síntomas que tú sueles sufrir durante un brote. De esta manera, podrás estar más informado acerca de cuál es el tipo de migraña que te afecta así las opciones para hacerle frente.

¿Qué nos va a advertir de la aparición de un brote?

La primera fase de la migraña
Tal y como ya hemos mencionado antes, existe cierto número de síntomas que advierten que se aproxima una migraña. En la mayoría de los casos, la primera fase aparece mucho antes que el brote. Las siguientes señales pueden advertir de un brote:

  • Sentirse nervioso
  • Estar irritado
  • Estar exageradamente eufórico
  • Sentirse cansado
  • Bostezar con frecuencia
  • Tener antojo de un alimento en particular, como por ejemplo dulces
  • Sentirse hipersensible a los olores, al ruido y a la luz
  • Sufrir edemas, por ejemplo, en las manos o en los tobillos

La segunda fase
La siguiente fase consiste en experimentar o no un aura. Los síntomas del aura son una serie de síntomas que alteran temporalmente las funciones del organismo. Estos síntomas también van a indicar que se acerca un brote de migraña. Por regla general, estos síntomas se manifiestan una hora antes del brote:

  • Destellos
  • Ver manchas negras
  • Problemas para encontrar tus palabras
  • Hormigueos
  • Sensación de entumecimiento
  • Vómitos
  • Mareos

Tercera fase
La tercera fase es el brote propiamente dicho. Un brote de migraña puede diferir tanto en cuestión de síntomas como de intensidad. Los siguientes síntomas son característicos de un brote de migraña:

  • Dolor de cabeza intenso, en la mayoría de los casos en un solo hemisferio del cráneo
  • Sensación de parálisis en algunas partes del cuerpo, también de un solo lado
  • Irritación
  • Sensación de fatiga
  • Problemas con simples funciones como la concentración y la memoria
  • Sentir nauseas
  • Dolor muscular
  • Dolores al moverse
  • Hipersensibilidad a determinados estímulos

¿Quieres evaluar tu migraña? Pasa aquí mismo el test de migraña gratuito.

¿Las causas de la migraña? ¿Cómo aparece la migraña?

A pesar de que muchas personas padecen migraña, aún se desconocen todas las causas de la migraña. Sin embargo, la migraña no se limita a una sola causa, sino que puede tener diferentes causas. Además del conocimiento de estas causas, también resulta complicado vincular estas causas entre ellas.
Independientemente del problema que acabamos de mencionar, sí que se reconocen una serie de causas de la migraña.

¿El proceso neurológico detrás de la migraña?

Algunas personas piensan que la migraña es una enfermedad psicológica. No es correcto. La migraña es consecuencia de un proceso neurológico que se desarrolla dentro de nuestro cerebro. De este modo un brote se manifiesta mediante una estimulación neuronal, la cual, a su vez, se produce dentro del cerebro. Esta estimulación tiene por consecuencia la dilatación de los vasos sanguíneos. Es entonces cuando aparece el dolor que experimentamos al sufrir un brote de migraña. También es esta la razón por la cual la migraña no entra en la misma categoría que un dolor de cabeza habitual.

¿La herencia genética tras la migraña?

La migraña es una enfermedad física que también se puede transmitir a través de otros miembros de la familia. Tienes más probabilidades de sufrir migrañas cuando un miembro de la familia también sufre migrañas.

¿El riego sanguíneo y las inflamaciones como posibles causantes?

Otros estudios realizados sostienen que las causas de la migraña serían una alteración del riego sanguíneo y las inflamaciones. Según determinan, las personas que padecen migrañas tienen una circulación de la sangre muy sensible. También podría ser que la causa del dolor fuesen los espasmos y una vasodilatación de los vasos sanguíneos craneales. Además del dolor, la vasodilatación tiene otros efectos. Efectivamente viene acompañada de una serie de substancias que a su vez pueden provocar una inflamación. Esta inflamación también termina causando dolor.

¿Emociones y estrés como causa?

A pesar de que la migraña no sea una enfermedad psicológica, tanto las emociones como el estrés pueden provocar un brote. Debido a esas arterias cerebrales hipersensibles, el estrés y las emociones pueden provocar una reacción adversa, y ésta a su vez puede conducir a la adhesión de plaquetas. Esta reacción va a producir un exceso de serotonina, la cual causa espasmos en los vasos sanguíneos.

¿Menstruación y migraña?

Aproximadamente el 60 % de las mujeres afectadas por la migraña sufren brotes de migraña durante la menstruación. Según determinan ciertos estudios, la disminución de estrógenos puede producir migraña. Así mismo, parece ser que llegada la menopausia la migraña se manifiesta con menor frecuencia. El 25 % observa un aumento de los brotes, mientras que el 50 % no constata ningún cambio. Por otro lado, los embarazos tienen un efecto favorable sobre la migraña.

¿Cansancio muscular?

Ya sabemos que las cefaleas por tensión suelen preceder a la migraña. Este tipo de dolor de cabeza lo produce la tensión muscular. En consecuencia, la migraña también puede ser debida a una tensión muscular como por ejemplo la fatiga ocular. Cuando tus ojos tienen que permanecer centrados un largo período de tiempo, esto puede terminar provocando la migraña.
¿Quieres evaluar tu migraña? Pasa aquí mismo el test de migraña gratuito.

¿La migraña en la infancia?

Desafortunadamente, la migraña ya puede manifestarse en la infancia. No obstante la buena noticia es que la prevalencia de la migraña es inferior en la infancia que en la edad adulta.

¿Cómo puedo identificar la migraña en la infancia?

Es difícil identificar la migraña en la infancia. Para empezar, un niño no sabe aún expresarse correctamente, por lo que le resulta difícil describir su dolor. Además, los niños tienen que enfrentarse en muy poco tiempo a un gran número de cambios en la vida. Por lo que el estrés y la confusión suelen ser un elemento significativo en la vida de un niño. De ahí que la migraña no siempre sea un elemento fácil de distinguir. Con frecuencia, la migraña en la infancia disminuye o desaparece en la etapa de la pubertad. Sin embargo, al alcanzar la pubertad las niñas suelen sufrir migrañas con frecuencia. En unos estudios se ha encontrado un vínculo entre la depresión y la migraña en las niñas durante su pubertad.

¿En qué se diferencia con la migraña en el adulto?

Efectivamente, la migraña en la infancia es diferente de la migraña en el adulto. Por ejemplo los brotes en el niño son más cortos que en el adulto. Además, la migraña en la infancia suele producirse en ambos hemisferios del cráneo, cuando por lo contrario en el adulto se suele limitar a un solo hemisferio del cráneo.

¿Una solución para la migraña en la infancia?

Existen diferentes opciones de tratamiento de la migraña en la infancia. En lo que respecta a los medicamentos, es evidente que los niños no pueden tomar los mismos medicamentos que los adultos. En este caso la edad también desempeña un papel determinante.
¿Prefieres buscar un tratamiento alternativo sin fármacos? ‘Mis15Minutos.com’ ha desarrollado un programa de autoayuda en línea que cualquier niño que posea un vocabulario adecuado y/o con la ayuda de sus padres puede seguir. El programa acompaña al niño cada día en su lucha contra la influencia de factores de riesgo de la migraña y además trabaja para hacer que el niño tenga una mejor autoestima.
¿Quieres evaluar tu migraña? Pasa aquí mismo el test de migraña gratuito.

¿Un diagnóstico de migraña?

Al igual que sucede con otras enfermedades, existe una serie de criterios vinculados a la migraña. A continuación vamos a dividir estos criterios en dos categorías de migraña: migraña con aura y sin aura.

¿Migraña sin aura?

Un diagnóstico de migraña sin aura implica al menos 5 brotes de migraña que a su vez deben responder a los siguientes criterios:
1. Los brotes duran entre 4 y 72 horas siempre y cuando no se esté bajo tratamiento o si el tratamiento no es efectivo. 
2. El dolor de cabeza

  • Se limita a un solo hemisferio del cráneo
  • Se manifiesta matilleante o pulsátil
  • Perjudica moderadamente a seriamente las actividades cotidianas
  • Se intensifica tanto con un esfuerzo físico como cuando no se práctica ninguna actividad física

3. El dolor de cabeza viene acompañado de al menos 1 de los siguientes síntomas:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Hipersensibilidad a la luz (fotofobia) y al ruido

4. Los tres síntomas que acabamos de citar no se pueden atribuir a otro tipo de trastorno.

¿Migraña con aura?

Un diagnóstico de migraña con aura implica al menos 2 brotes de migraña acompañados por los siguientes criterios:
1. El aura se caracteriza por al menos 1 de los síntomas siguientes:

  • Trastornos visuales, como por ejemplo manchas negras
  • Trastornos sensoriales, por ejemplo hormigueos
  • Alteración transitoria del habla

2. Implica al menos 2 de los siguientes síntomas:

  • Trastornos visuales en ambos hemisferios y/o trastornos sensoriales en un solo hemisferio
  • Intensificación de al menos 1 síntoma de aura durante un mínimo de 5 minutos y/o la sucesión de diferentes síntomas en esos 5 minutos

3. Cada síntoma de aura dura aproximadamente unos 5 minutos, pero no más de una hora. 
4. En los casos de diagnóstico de migraña sin aura el dolor de cabeza cumple con los criterios 1 y 3. El dolor de cabeza se debe manifestar durante el aura o aparecer en el plazo de una hora después del aura.  
5. Los síntomas que hemos descrito anteriormente no se pueden atribuir a otro trastorno. 
¿Quieres evaluar tu migraña? Pasa aquí mismo el test de migraña gratuito.

¿Cómo puedo prevenir la migraña?
Lamentablemente, la migraña no tiene cura definitiva. Por lo tanto un tratamiento de la migraña consiste en procurar prevenir los brotes de migraña. Solo de esta forma podremos fortalecernos tanto físicamente como psicológicamente con el objetivo de afrontar con mayor eficacia los brotes de migraña. A continuación detallamos una serie de trucos y de sugerencias fundamentales que van a permitir prevenir la migraña.

¡Conócete a ti mismo!

Si quieres prevenir la migraña, es necesario estar seguro de que se trata realmente de migraña y que la migraña sea la causa principal. Otros tipos de enfermedades pueden por ejemplo presentar una serie de síntomas similares o asemejarse en gran medida a un brote de migraña. En este caso, podemos prevenir la migraña con la ayuda de determinados trucos y sugerencias. Para poder prevenir la migraña esencialmente se trata de hacer frente a la enfermedad subyacente.
Si la migraña ya se ha establecido, podemos más adelante poner en marcha nuestro propio método. Lo primero es estar más informado acerca de lo que engloba la enfermedad de la migraña. Puedes entre otras cosas pedir a tu médico de cabecera que te proporcione prospectos informativos o recabar tú mismo la información. Siempre que estés bien informado de qué es lo que engloba exactamente la migraña, esto te podrá ayudar a prevenir los brotes.
La última etapa del procedimiento consiste en obtener un mayor conocimiento de tu propia enfermedad. En efecto, la migraña se expresa de manera diferente según cada caso. De esta forma, una persona puede sufrir migraña por culpa de los tomates y otra a causa de la menstruación.

¡Un diario de la migraña te puede ayudar!

Podemos adquirir un mayor conocimiento de nuestra propia enfermedad con la ayuda de un diario. Anotando cada día la información, podremos asociar los factores de riesgo a la migraña. Pasado un mes o más, el diario nos va a permitir establecer un patrón. En tu diario de la migraña puede ser útil anotar los siguientes elementos:

  • Lo que has comido
  • Lo que has hecho
  • En qué momento aparece el brote
  • Qué dolores experimentas durante el brote, por ejemplo un dolor de cabeza martilleante o pulsátil, vómitos, etc.
  • La duración del brote
  • Qué medicamentos te han prescrito
  • Qué factores de riesgo has podido observar, por ejemplo comer chocolate, realizar alguna actividad física, etc.

¿Cómo utilizar esta información para prevenir la migraña?

Este diario puede ayudarte a establecer un patrón. Puedes, por ejemplo, vincular tu alimentación a tus brotes de migraña. Si determinados alimentos son los que provocan tu migraña, vas a tener que elaborar una lista dietética. A partir de esta lista podrás evitar los alimentos perjudiciales con el fin de prevenir la migraña. Si, por ejemplo, por realizar alguna actividad física intensa aparece la migraña, podrías plantear reducir tu tiempo de entrenamiento a una hora.
Naturalmente es imposible evitar todos los factores de riesgo, en particular la menstruación. Pero sí que podemos hacer que la situación resulte más agradable para uno mismo. Por ejemplo, en vez de planear llevar a cabo demasiadas actividades para un mismo día, podríamos planificarlo como un día de descanso en casa, y así poder descansar cuando sea necesario.
¿Quieres evaluar tu migraña? Pasa aquí mismo el test de migraña.

¿Cómo tratar la migraña?

Existen diferentes técnicas para luchar contra la migraña. Entre otras cosas, existen medicamentos que pueden ayudarte si sufres migrañas. También podemos encontrar métodos alternativos sin fármacos, como por ejemplo la acupuntura y las técnicas de reducción de estrés.

¿Uso de fármacos para tratar la migraña?

¿Medicamentos preventivos? Los siguientes fármacos pueden ser prescritos con el objetivo de prevenir la migraña y los brotes de migraña:

  • Propranolol
  • Atenolol
  • Timolol
  • Metaprolol
  • Ácido valproico
  • Amitriptilina
  • Flunarizina
  • Pizotifeno

Atención : las dos últimas opciones pueden ocasionar efectos secundarios graves. ¿Qué medicamentos tomar durante un brote? A continuación te detallamos una serie de medicamentos que pueden atenuar los brotes de migraña así como sus correspondientes dosificaciones.

Medicamentos suaves para la migraña:

Medicamento Dosis (mg)
Metoclopramida 10
Domperidona 10
Paracetamol 1 000
Ácido acetilsalicilico 1 000
Carbasalato cálcico 1 200

Medicamentos regulares para la migraña 

Medicamento Dosis (mg)
Ibuprofeno 600
Naproxeno 500
Diclofenaco 50-100

Medicamentos fuertes para la migraña

  • Triptano
  • Ergotamina
  • Antiemetico

No se recomienda compatibilizar el triptano con los siguientes medicamentos:

  • SSRI (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina – depresión)
  • TCA serotoninérgicos (inhibidores de la serotonina – trastornos de la conducta alimentaria)
  • Hierba de San Juan o Hipérico
  • IMAO (inhibidores de monoamina o monoaminooxidasa – depresión)

¿Tratamiento sin medicamentos?

Los medicamentos pueden jugar un papel importante si estás decidido a hacer frente a la migraña. Además de los medicamentos, las técnicas de reducción del estrés también son un elemento útil para el tratamiento de la migraña. Existen diferentes causas psicológicas de la migraña, entre otros el estrés. El estrés puede contribuir a que tus músculos se tensen, y esto puede al cabo de cierto tiempo conducir a la migraña. De ahí que la mayoría de los pacientes con migraña terminen sufriendo tanto migrañas como cefaleas por tensión. Las técnicas terapéuticas son por lo tanto un elemento clave para la lucha contra la migraña. 
Existen diferentes formas de hacer frente a estos factores psicológicos. Por ejemplo, podemos encontrar talleres que enseñan técnicas de relajación. Además de estas opciones, también existe el programa de autoayuda online de ‘Mis15Minutos.com’. Este programa es el resultado de la colaboración entre psicólogos y médicos con el objetivo de ayudarte cada día en tu lucha contra el estrés. El programa consta de una serie de técnicas de relajación, técnicas de respiración así como vídeos que te aportan un conocimiento más profundo del mecanismo de estrés. Te enseña además cómo integrar todas estas técnicas en tu vida cotidiana con el fin de reducir las probabilidades de que sufras estrés después de haber seguido el programa.
Además de reducir al mínimo el estrés, también te ayuda a trabajar sobre tu umbral del dolor. Al aumentar tu umbral del dolor, podrás lograr sufrir menos crisis de migraña.
Pain-reduction-4-weeks-FR-15Minutes4Me
Este gráfico explica cómo ‘Mis15Minutos.com’ puede ayudar a luchar contra tus síntomas de la migraña trabajando sobre tu umbral del dolor. El sujeto A, sin trabajar su umbral del dolor, experimenta 4 brotes de migraña. Sin embargo, el sujeto B, que se ha centrado en aumentar su umbral del dolor, sólo va a sufrir 2 brotes de migraña. Tal y como ya hemos mencionado anteriormente, los factores psicológicos suelen ejercer una gran influencia sobre la aparición de la migraña. De este modo, el programa puede ayudarte a reducir al mínimo el dolor trabajando en estos factores. Si, por ejemplo, te centras en trabajar tu estrés, podrás reducir las migrañas, reforzar tu sistema inmunitario y disminuir tanto la frecuencia como la duración de tus brotes. Cuantas más crisis sufres, más vulnerable termina siendo tu organismo. Por lo tanto si trabajas en tu umbral de tolerancia, así como en las causas de la migraña, esto te puede ayudar a:

  1. Prevenir los brotes
  2. Reconocer las señales de advertencia, como el dolor, así como disminuir e incluso eliminar la frecuencia y la duración de los brotes
  3. Prevenir a largo plazo las recaídas, para así poder reforzar tanto tu mente como tu cuerpo

¡Descubre desde ahora lo que puedes hacer para llevar una vida equilibrada con menos migrañas! Un estudio reciente indica que después de haber seguido ‘Mis15Minutos.com’  durante un mes puedes reducir hasta el 70 % de tu estrés.
Stress-reduction-3-weeks-FR-15Minutes4Me

 

¿Test de migraña?

¿Quieres evaluar tu migraña? Pasa aquí mismo el test de migraña gratuito.

AL AUTODIAGNÓSTICO