X Cerrar

Te sientes fatigado cuando has dormido demasiado poco o no has podido dormir lo suficiente durante un determinado período de tiempo. En función de tu edad, vas a necesitar un determinado número de horas de sueño cada noche. Si no consigues llegar a estos parámetros, cabe la posibilidad de que acabes agotado.

¿Qué influencia puede ejercer en ti el hecho de estar fatigado?

Vas a poder observar que tu rendimiento ya no es tan efectivo como antes. Además te va a resultar más difícil mantener la concentración o poder recordar ciertas cosas. El sueño ejerce una gran influencia en nuestro rendimiento cotidiano. Cualquiera de nosotros ha podido observar alguna vez la diferencia entre llevar una tarea a cabo cuando hemos podido descansar y cuando estamos cansados.

Por lo tanto el sueño desempeña una función sumamente importante en nuestro rendimiento habitual. Además, el sueño nos puede proteger frente a las enfermedades, tanto las físicas como las mentales. Mientras duermes, tu sistema inmunitario se restablece y te sientes como nuevo. Si, por ejemplo, practicas algún tipo de deporte de forma intensiva, es conveniente que duermas de forma adecuada. Es durante el sueño cuando tu cuerpo va a poder restablecerse. Si, después de pocas horas de sueño, vuelves a entrenar de forma intensiva, corres más riesgo de lesionarte o por ejemplo de desgarrarte un músculo. Por lo tanto, el sueño te protege y te ayuda a restablecerte.

Además, cuando estás fatigado corres mucho más riesgo de acabar padeciendo estrés. El sueño es el que garantiza que nuestro organismo se pueda restablecer del estrés y de que podamos superar algún pequeño contratiempo. Si estás fatigado, es muy probable que el estrés tenga consecuencias más graves. De ahí que seas menos resistente frente a las influencias negativas.

¿En qué momento el hecho de estar fatigado termina siendo algo perjudicial?

Evidentemente el mero hecho de no dormir bien una sola noche no va a incurrir en grandes males. Sin embargo, incluso una sola noche mala puede ejercer una influencia negativa. No obstante, esta influencia no será demasiado significativa. De esta manera, podrás observar que te va a resultar más difícil poder concentrarte y ese día tu rendimiento no va a ser óptimo.

A medida que te vas sintiendo más fatigado o que llevas fatigado un período de tiempo prolongado, los problemas pueden llegar a ser más graves. Estos problemas pueden variar de una persona a otra. Además, otro tipo de influencia como lo puede ser el entorno también pueden desempeñar un papel significativo. Por ejemplo, cuando estás fatigado tienes más probabilidades de ponerte enfermo en invierno. Otro ejemplo, las personas que padecen alergias serán más vulnerables a la primavera.

Por lo tanto es necesario hacer frente al hecho de estar fatigado a la mayor brevedad posible. Si con frecuencia sientes que estás fatigado, también resulta necesario analizar cuáles son las causas.

¿Te interesa obtener más información acerca de las causas por las cuales estás fatigado? ¿O qué es lo que provoca esta sensación de estar fatigado? Entonces pasa nuestro test de fatiga gratuito. Además podrás averiguar si tu sensación de fatiga es debida a causas psíquicas como lo pueden ser el estrés y la depresión.