X Cerrar

Podríamos pensar que la fatiga por sí misma no puede ser perjudicial. Pero lo contrario no es menos cierto. Existen consecuencias graves de la fatiga. Entre otras cosas, una mayor vulnerabilidad a las enfermedades, a la depresión, a la ansiedad … Lo cierto es que la fatiga puede dar lugar a diferentes problemas psíquicos. Por lo tanto, no sólo debemos prestar atención a los problemas físicos sino también a una mayor vulnerabilidad psíquica.

¿Consecuencias físicas de la fatiga?

Por consecuencias físicas, entendemos entre otras cosas una debilitación del sistema inmune, el cual nos hace más vulnerables a las enfermedades. Pero no sólo es nuestro sistema inmune el que se vuelve más vulnerable. Todo nuestro cuerpo se debilita. La fatiga así como las consecuencias de la fatiga están por ejemplo vinculados al padecimiento de una gran cantidad de estrés. Puede contribuir también a ciertas enfermedades de la piel. Por lo tanto el estrés y la fatiga pueden tener consecuencias graves sobre nuestro organismo.

Además, las probabilidades de que haces esfuerzos físicos van a disminuir. Lo más probable es que empieces a hacer menos ejercicio o nada en absoluto, y esto puede tener consecuencias graves tanto en tu mente como en tu cuerpo. Te sientes peor, tienes la sensación de ya no estar en forma. Sin duda no es muy razonable hacer muchos esfuerzos físicos cuando estamos fatigados; sin embargo el deporte puede ayudar contra las enfermedades tanto físicas como mentales.

¿Consecuencias psíquicas de la fatiga?

Se sabe menos acerca de que la fatiga también puede dar lugar a consecuencias físicas de la fatiga. Tal y como ya lo hemos mencionado anteriormente, la fatiga y las consecuencias de la fatiga pueden contribuir con frecuencia al estrés. A su vez este estrés puede conducir a la depresión, al burnout e incluso a ciertos trastornos de ansiedad. Con frecuencia lo que causa la fatiga es un esfuerzo excesivo de nuestro cerebro, de ahí que esto a su vez también contribuya a una mayor vulnerabilidad psíquica.

Por sí mismas, la depresión y la ansiedad son mucho más difíciles de tratar que la fatiga. Por lo tanto es fundamental identificar a tiempo las consecuencias de la fatiga y luchar contra ellos.

Gracias a nuestro test de fatiga gratuito, podrás evaluar en qué medida estás padeciendo los síntomas de la fatiga así como las consecuencias de la fatiga. Este test te puede dar una idea aproximada de la gravedad de las consecuencias de la fatiga. Más tarde siempre puedes buscar una terapia adecuada con el objetivo de luchar contra tus consecuencias de la fatiga sin tener que esperar.

Los estudios realizados indican que al cabo de aproximadamente 3 semanas las personas que siguen el programa de autoayuda en línea están liberadas del estrés. Por lo tanto, al contrario de lo que sucede con los síntomas de la depresión y de la ansiedad, se puede luchar contra los síntomas de la fatiga y del estrés con bastante rapidez.