X Cerrar

Factores de riesgo del estrés

Es imprescindible saber reconocer los factores de riesgo del estrés. De esta manera, podrás tú mismo reconocer y determinar el nivel estrés para intervenir cuando sea necesario. No siempre es fácil reconocer el estrés o el estrés excesivo. Antes de que te puedas dar cuenta, el estrés ya está en una fase avanzada y puede que ya estés sufriendo determinados síntomas del ‘burnout’ (síndrome del desgaste profesional). Por lo tanto, reconocer los factores de riesgo del estrés puede ayudarte a mantener tu cuerpo y tu mente en buena salud.

Los factores de riesgo del estrés pueden estar relacionados con diferentes tipos de elementos. Puede tratarse tanto de cuál es tu reacción frente a cierto tipo de situaciones de estrés como de situaciones que dan lugar a estructuras sumamente negativas. Hemos subdividido los factores de riesgo del estrés en diferentes situaciones, entorno y personalidad que detallamos a continuación. También partimos aquí de la base que el estrés excesivo está generalmente causado por una situación estresante así como de cuál es tu reacción a esta situación.

Las situaciones como factores de riesgo del estrés.

Determinadas situaciones pueden estar consideradas como factores de riesgo del estrés. Un ejemplo podría ser un repentino aumento de la carga de trabajo que acabaría originando el estrés. Por lo tanto, no tiene porque tratarse necesariamente de acontecimientos radicales. Las situaciones que implican ciertos factores de riesgo del estrés pueden ser incluso determinadas frustraciones de la vida cotidiana. Por ejemplo, un compañero de trabajo que está todo el tiempo haciendo comentarios despectivos, es muy posible que tu frustración respecto a esta situación en particular se vaya intensificando cada vez más hasta que un buen día llegue la gota que colma el vaso.

Por lo general, un estrés excesivo no se desarrolla sólo en cuestión de días. Frecuentemente esto sucede en períodos más prolongados en los que tienes que hacer constantemente frente a determinadas situaciones que van a dar lugar al estrés. Por lo tanto es imprescindible que elijas una reacción que pueda reducir tu estrés. A menudo, las personas no saben en qué consiste exactamente esta reacción en la que el estrés genera en ellos numerosas preocupaciones. Por lo tanto es muy importante que sepas exactamente cuáles son las situaciones que pueden ser para ti factores de riesgo del estrés.

La personalidad como factor de riesgo del estrés

La personalidad es un factor que puede llegar a ejercer una gran influencia sobre los factores de riesgo del estrés. Como ya hemos mencionado más arriba, por lo general es necesaria la combinación entre una situación estresante y tu reacción a esta misma para que el estrés excesivo aparezca. Por otra parte, tu reacción está fuertemente determinada por tu personalidad. Tu personalidad engloba tus comportamientos, tus pensamientos, tus ideas y tus sentimientos, así como tus principios y tus valores. Por lo tanto todos estos factores ejercen una gran influencia sobre la manera en la que abordas determinadas situaciones. No todo el mundo reacciona de la misma manera frente a una misma situación.

Las personas a las que, por ejemplo, les es más difícil organizar sus ideas tienen más probabilidades de fracasar, y esto constituye un factor de riesgo del estrés. Por otra parte, podemos observar que las personas a las que les apasiona su trabajo o que a menudo se dedican a los demás de forma abnegada, tienen también más probabilidades de desarrollar un burnout (o síndrome del desgaste profesional) que el resto de las personas. Los perfeccionistas también padecen más factores de riesgo del estrés. A este tipo de personas les es muy difícil decir que no y por esta misma razón a menudo se encuentran en situaciones en las que se ven desbordados por el exceso de trabajo.

¿Puede también ayudarte tu personalidad?

Si tu personalidad implica determinados factores de riesgo, esto significa que también puede protegerte. En efecto, tu personalidad puede protegerte y/o ayudarte a elegir una reacción más correcta a determinadas situaciones de estrés. Por tanto, las personas que son de naturaleza optimista tienen menos probabilidades de padecer de estrés que los pesimistas. El estado de ánimo también es un factor importante para luchar contra los factores de riesgo del estrés.

Tu entorno como factor de riesgo

Además de las situaciones de estrés y de la manera en la que reaccionas a estas situaciones, tu entorno también juega un papel importante. Si, por tomar el ejemplo anterior, tienes la oportunidad de mantener una buena charla con tu compañero de trabajo al final de una larga jornada laboral, con el propósito de soltar todo lo que lleváis dentro, esto reduce las probabilidades de factores de riesgo del estrés. De hecho, existen ciertos elementos que contrarrestan el estrés, como lo puede ser una buena vida social. Todas las cosas que te aportan alegría y satisfacción pueden ayudarte en tu lucha contra los factores de riesgo del estrés. Si estos elementos positivos reducen o equilibran la posible presión que experimentas, en consecuencia tienes menos probabilidades de padecer los factores de riesgo del estrés.

¿Quieres averiguar si en tu caso la balanza está equilibrada? ¿O si por lo contrario se trata de un nivel de estrés excesivo y de factores de riesgo del estrés? Pasa aquí mismo el test de estrés en línea gratuito.

AL AUTODIAGNÓSTICO