¿Dolores crónicos?

En su origen, el dolor tiene una función útil. Nos advierte de que algo no funciona correctamente. Es un mecanismo establecido por la naturaleza con el objetivo de protegernos de peligros. Sin embargo el dolor puede persistir durante un tiempo excesivo, y esto puede acarrear consecuencias extremas. Como resultado, no solo tu estado de ánimo se puede ver perjudicado, sino que tu salud también puede resentirse. Entonces es cuando determinamos que se trata de dolores crónicos. El dolor empieza a afectar de forma continua y negativa a nuestro correcto rendimiento cotidiano hasta tal punto que nuestra calidad de vida también se va a ver perjudicada.

¿Qué son los dolores crónicos?

Los dolores crónicos se pueden manifestar en cualquier parte de nuestro organismo. Por ejemplo, los dolores de cabeza, el dolor de espalda o el dolor de cervicales pueden persistir de forma crónica. Además, los dolores crónicos se diferencian de los dolores habituales, puesto que estos últimos tienen una función natural de alerta y protección. Si sufres algún tipo de dolor crónico, esto significa que tu mecanismo del dolor es hipersensible, lo que explicaría que estés sufriendo dolores de forma prolongada. Debido a esta hipersensibilidad el mecanismo del dolor produce un dolor excesivo en relación con el producido por los daños iniciales. En este caso el sistema manda la señal de dolor cuando en circunstancias normales no debería existir ningún motivo para que así suceda. Si sufres dolores crónicos, son muchas las probabilidades de que tu cerebro también sea más sensible al dolor. Los estudios realizados parecen entonces indicar que las personas que sufren dolores crónicos presentan un núcleo del dolor más activo y más grande dentro del cerebro.

¿Participación del cuerpo y de la mente?

El cuerpo y la mente están vinculados y por lo tanto están constantemente ejerciendo una influencia reciproca. De esta forma los problemas psicológicos pueden hacer que seamos físicamente más vulnerables, y viceversa. Los dolores crónicos ejercen una gran influencia sobre nuestra vida cotidiana, por lo que es muy probable que tanto tu estado de ánimo como tu salud terminen seriamente afectados por esos dolores crónicos. Además la gente no siempre es consciente de qué es lo que está provocando sus dolores crónicos. Se nos aconseja entonces combatir el dolor mediante medicamentos calmantes para el dolor, y esto evidentemente puede afectar seriamente nuestra calidad de vida. Además, estos analgésicos no siempre ayudan. Todo esto puede llegar a ejercer una gran influencia perjudicial sobre nuestra actividad emocional. Con frecuencia los dolores crónicos están vinculados a cierto patrón de depresión. Por lo tanto es imprescindible controlar, además de los propios dolores crónicos, los posibles factores psicológicos.

¿Aprender cómo hacer frente a los dolores crónicos?

Teniendo en cuenta que no se conoce la existencia de un tratamiento genérico, muchos pacientes piden asesoramiento sobre cómo es mejor hacer frente a los dolores crónicos. Cada manifestación de dolores crónicos es diferente, por lo que determinados consejos pueden resultar más útiles para unos que para otros. No obstante, a continuación te formulamos unos cuantos consejos que podrás personalmente poner en práctica con el objetivo de hacer que tus dolores crónicos sean más fáciles de superar.

¡Los dolores crónicos no provocan lesiones!

Es importante saber que los dolores crónicos, a diferencia de los dolores habituales, no son el indicio de que se haya producido una lesión específica. Por lo tanto cuando hagas algún movimiento que te genere esos dolores crónicos, no estarás provocando ninguna lesión física. Ser consciente de esto te puede ayudar a liberarte del miedo a realizar alguna actividad física. Moverse siempre es bueno para calentar los músculos, y esto a su vez puede aliviar el dolor.

¡Distraerse es beneficioso!

Si buscas un entretenimiento, vas a centrar menos tu atención sobre tus dolores crónicos, y esto a su vez te va a ayudar a superar el dolor. Teniendo en cuenta que, en muchos de los casos, no existe ningún tratamiento específico, se recomienda a las personas afectadas que aprendan cómo abordar más eficazmente los dolores crónicos con el objetivo de que éstos no perjudiquen en exceso su vida cotidiana. Divertirse y distraerse pueden ayudarte a conseguirlo. También es importante eliminar los factores psicológicos. Entre otras cosas el estrés puede causar tensión, y esto a su vez posiblemente acabe provocando el dolor.  

¡Libérate de la ansiedad y de la depresión!

Tal y como ya hemos mencionado, es más que probable que los dolores crónicos afecten perjudicialmente tu calidad de vida y tu estado de ánimo. Por lo tanto es imprescindible mantener bajo control la ansiedad y la depresión. Además, estos problemas también hacen que centres tu atención sobre tus dolores crónicos. Por lo tanto, luchar contra los factores psicológicos te puede ayudar a afrontar los dolores crónicos. El programa ‘Mis15Minutos.com’ propone una terapia online que te va a ayudar cada día en tu lucha contra el estrés, la depresión y la ansiedad. Gracias a ello, día tras día y de forma personalizada, vas a poder eliminar las causas psicológicas así como sus consecuencias. Además, el programa te ayuda a determinar qué puedes hacer para reducir el dolor. Te ayuda a potenciar tu umbral del tolerancia al dolor, a reconocer las señales de advertencia del dolor así como a prevenir las recaídas. ¡Esto te puede ayudar a reducir la frecuencia, la duración y la intensidad del dolor así como a reforzar tu mente y tu cuerpo contra el dolor!l
Pain-reduction-4-weeks-FR-15Minutes4Me

¡Que el dolor no sea un impedimento para hacer lo que te gusta!

No permitas que el dolor te amargue la vida. En la medida de lo posible, siempre puedes seguir haciendo lo que te gusta. Esto vale tanto para las aficiones como para una mejora de tu calidad de vida en general. Escucha atentamente tu cuerpo con el objetivo de no agotarlo. Es imprescindible encontrar un equilibrio para así poder reducir los dolores crónicos.

¡El test de dolor!

¿Quieres saber cómo cuidarte mejor y en qué medida los factores psicológicos influyen sobre tus dolores crónicos? ¡Entonces pasa aquí mismo el test online de dolor vinculado al estrés!