X Cerrar

La depresión se puede manifestar de diferentes formas. Sobre la base de un diagnóstico y gracias a nuestros conocimientos en lo referente a síntomas de la depresión, estamos en medida de distinguir diferentes tipos de depresión. Ciertos tipos de depresión también pueden ser identificados en función de las diferentes causas.

Te enumeramos a continuación una lista de diferentes tipos de depresión.

¿Tipos de depresión: depresión leve?

Para poder hablar de un diagnóstico de ‘depresión leve’, debemos poder observar al menos dos de los síntomas de la depresión. Se trata de un tipo de depresión muy frecuente. Una depresión leve es una depresión que puede afectar a cualquiera. Se trata de una depresión real, pero en este caso es menos grave que los demás tipos de depresión.

Los síntomas de la depresión que se suelen manifestar en este tipo de depresión son los síntomas habituales de la depresión. Puedes encontrar estos síntomas de depresión en la sección síntomas de la depresión o en el artículo principal sobre la depresión.

El máximo número de síntomas de la depresión que se pueden observar para este tipo de depresión puede llegar a 4 síntomas. Si se rebasa este límite, estamos hablando entonces de un tipo de depresión más severa. Por lo tanto, debido a que sólo vamos a observar un número limitado de síntomas de la depresión, una depresión leve es un tipo de depresión moderada.

Esto no significa que el sufrimiento subjetivo de la persona que lo padece no pueda ser tratado de la misma forma o completamente que otro tipo de depresión. Aunque se trate de un tipo de depresión más leve, puedes luchar con éxito contra tu sufrimiento y tus síntomas de la depresión. Cuanto más leves son los síntomas de la depresión y cuanto antes busques una forma de tratamiento, más pronto podrás ver el resultado favorable de este tratamiento.

¿Tipos de depresión: depresión severa?

Para que podamos determinar que estamos hablando de un diagnóstico de ‘depresión severa’, debemos poder observar entre 5 y 9 síntomas de la depresión. Este tipo de depresión también es frecuente. Aunque puede que se trate del tipo de depresión menos conocida, con frecuencia nos encontremos casos con este tipo de depresión. Los estudios realizados demuestran que más del 17 % de la población mundial sufre en algún momento de su vida una depresión severa (D. G Blazer y R. C. Kessler, 1994).

Los síntomas que debemos poder observar en este tipo de depresión son los síntomas habituales a los que nos solemos referir cuando hablamos de depresión en general. Puedes encontrar estos síntomas en el apartado síntomas de la depresión o en el artículo principal sobre la depresión.

Si se trata de una depresión severa, los síntomas de la depresión que conocemos se van a manifestar durante un solo período de tiempo y a lo largo de al menos dos semanas. Por lo tanto, una depresión severa es un período de tiempo único que puede prolongarse desde varias semanas a varios años. Si se llegan a producir varios episodios, entones estaremos hablando de otro tipo de depresión.

¿Tipos de depresión: depresión crónica?

Cuando se trata de una depresión crónica, los mismos síntomas de la depresión se van a manifestar en repetidas ocasiones. Esto significa que vas a estar pasando por varios episodios depresivos, a diferencia de lo que sucede con la depresión severa. Este tipo de depresión forma parte de los diferentes tipos de depresión existentes. Sin embargo, la depresión crónica es un tipo de depresión menos conocido, ya que los tipos de depresión más conocidos sólo se manifiestan una vez.

Para este tipo de depresión, también puedes encontrar los síntomas comunes de la depresión.

Entre los diferentes episodios de esta depresión, el período de tiempo que los separa se debe prolongar al menos dos meses. Durante esos dos meses, no deberías experimentar ningún síntoma de la depresión, ya que de lo contrario tendríamos que estar hablando de una depresión persistente. Una depresión crónica se caracteriza por un período durante el cual no vas a experimentar ningún síntoma de la depresión. Una vez pasados esos dos meses, podrás volver a sufrir un nuevo episodio depresivo con los síntomas correspondientes.

¿Tipos de depresión: distimia (depresión ansiosa persistente)?

Este tipo de depresión es menos grave que los tipos de depresión mencionados anteriormente. Podemos comparar una distimia a una depresión leve, pero con un entorno depresivo que no va a llegar a dominarlo todo. Un diagnóstico de ‘distimia’ se caracteriza por el hecho de que a lo largo de un período de al menos dos años hayamos desarrollado un comportamiento depresivo. Lo que básicamente lo diferencia de los otros tipos de depresión es que, cuando se trata de distimia, todavía podemos tener determinados días en los que podemos llegar a sentirnos bien. Por lo tanto, para poder determinar que sufrimos una distimia, no nos vamos a sentir necesariamente mal todos los días y a cualquier hora del día. Aunque la condición es que nos sentimos más a menudo depresivos que bien.

¿Tipos de depresión: depresión maníaca?

Para poder establecer un diagnóstico de ‘depresión maníaca’, los episodios depresivos deben ir alternándose con unos episodios de fuerte euforia o agitación. Los episodios eufóricos también se denominan ‘episodios maníacos’. Durante estos episodios, te vas a sentir el ‘rey del mundo’ o vas a volverte irascible con facilidad. A mucha gente le puede dar también por hacer cosas irracionales mientras dura el episodio maníaco, como por ejemplo llevar a cabo compras compulsivas que no se pueden permitir económicamente aunque piensen lo contrario. Cuando entonces se les pregunta si pueden pagar esas compras, su respuesta suele ser algo del estilo «Por supuesto, no debes preocuparte por esto».

Una vez pasado este episodio maníaco, el cliente tiene una recaída y entra entonces en fase depresiva. En el transcurso de este episodio depresivo, el cliente experimenta varios síntomas de la depresión en un entorno que va a tomar el control de todo. Por lo que alguien en esta fase se va a sentir constantemente deprimido y pesimista. Por lo general, estos episodios depresivos suelen ser más largos que los episodios maníacos.

Cuando se trata de este tipo de depresión, podemos observar que con frecuencia suele ser debido a causas genéticas. Por este mismo motivo, para tratar la depresión maníaca se suele recurrir a los antidepresivos y a una terapia específica. En el caso de una depresión maníaca, la tendencia general para su tratamiento está más en lograr la neutralización de los síntomas que en buscar una solución definitiva para la depresión maníaca. Se puede dar el caso de que una depresión maníaca dure toda una vida, pero entonces si esto ocurre es muy probable que se pueda lograr neutralizar los síntomas gracias a un tratamiento, el cual al cabo cierto plazo de tiempo permitirá que la persona sufra las repercusiones negativas de los síntomas de una forma menos significativa.

¿Tipos de depresión: otros tipos de depresión?

También existen otros tipos de depresión menos corrientes, como lo pueden ser la depresión post parto, un tipo de depresión que se manifiesta tras el nacimiento de un hijo; o la depresión estacional (o Trastorno Afectivo Estacional TAE), un tipo de depresión que se manifiesta principalmente en una estación específica, etc. Estos otros tipos de depresión pueden estar vinculados con ciertas hormonas, como ocurre en el caso de la depresión post parto; o a la percepción de la luz, como es el caso de la depresión estacional. Por lo tanto, por dar un ejemplo, puedes sentirte depresivo en invierno debido a que no puedes beneficiarte de la luz del sol suficiente para sentirte bien.

¿Tipos de depresión: test de la depresión?

Siempre puedes pasar aquí mismo nuestro test de depresión gratuito. Este test te va a indicar cuáles son los síntomas de la depresión que padeces y cómo puedes asociarlos a un tipo de tratamiento específico.

AL AUTODIAGNÓSTICO