X Cerrar

¿Depresión en las personas mayores?

Depresión en las personas mayores? Además de la depresión en la infancia y la depresión en los adultos, la depresión también puede presentarse a menudo en las personas mayores. Según las cifras, parece ser que del 10 al 15 % de las personas mayores sufren de depresión leve, es decir un tipo de depresión de poca importancia. Se trata por supuesto de cifras generales. Si reducimos el grupo centrándonos solamente a las personas mayores que están en instituciones, este porcentaje asciende al 38 %.

Las personas mayores deben hacer frente a un gran número de retos y dificultades. Ven cómo sus hijos se marchan de casa, tienen que jubilarse e intentan entonces encontrar otras ocupaciones. Por otra parte, a menudo no tienen más remedio que aceptar que todo no sea tan fácil como antes y afrontar la pérdida de su pareja. Estos cambios no siempre son fáciles de superar y pueden dejar una profunda huella.

Para ayudarte también en tu búsqueda de los síntomas de la depresión en las personas mayores y los posibles tratamientos para estos síntomas, vamos a elaborar una lista, en este artículo de los síntomas, efectos y tipos de tratamientos posibles de la depresión en las personas mayores. Más adelante haremos la distinción entre demencia y la depresión, dos enfermedades que se asemejan mucho.

¿Depresión en las personas mayores: los síntomas?

Al igual que ocurre en la depresión en personas adultas, existen diferentes síntomas gracias a los cuales podemos reconocer la depresión en las personas mayores. Estos síntomas se asemejan mucho a los síntomas de la depresión en las personas adultas. Al igual que se determina en los adultos, para poder hablar de un ‘diagnóstico’ de depresión en las personas mayores debemos poder observar al menos 5 de los siguientes síntomas durante un período de tiempo de al menos dos semanas:

  • Estado de ánimo depresivo durante la mayor parte del día
  • Sentir menos interés y menos placer en las actividades cotidianas
  • Cambios en el apetito y en el peso
  • Bloqueo psíquico o motriz, agitación
  • Cansancio
  • Pérdida de energía
  • Sentimiento de culpabilidad, reprocharse a sí mismo
  • Sentirse inútil
  • Trastornos de la concentración
  • Dificultades para pensar
  • Deseos de morir o pensar mucho en la muerte.

La depresión en las personas mayores es por lo tanto algo bastante más frecuente de lo que nos podríamos imaginar. Es cierto que, en las personas mayores que han perdido a su pareja o que pueden difícilmente seguir ocupándose de sí mismos, podemos observar un porcentaje más elevado de depresión en las personas mayores. Cuando pierdes a tu pareja, a la persona con la que has pasado prácticamente toda tu vida, o simplemente cuando de repente te das cuenta de que cada vez te es más difícil llevar a cabo cosas que antes eran sencillas, todo ésto puede tener un impacto considerable en tu estado de ánimo.

A veces existe la posibilidad de que éste impacto en la vida de una persona mayor pase a ser de tal envergadura que esta persona pierda todo el interés por la vida. Al igual que puede suceder con los niños o los niños de muy corta edad, ésto también puede ser algo difícil de entender. Si vas a visitar a tu madre o a tu abuela y le escuchas decir «que ha llegado el momento de que esto se acabe», ésto puede ser difícil de aceptar. Para las personas mayores en cuestión, es evidentemente muy difícil de entender. Lo cierto es que algunas personas mayores se sienten como si estuviesen atrapados en un cuerpo al que rechazan.

Depresión en las personas mayores: el cuerpo y la depresión.

Cuando se trata de depresión en las personas mayores, solemos observar a menudo que estas personas tienen mayor cantidad de pequeños achaques que las personas mayores no depresivas. Ésto se debe al hecho de que las hormonas que garantizan la reducción del dolor dejan de ser producidas por el organismo a un nivel normal y que las personas mayores van a sufrir una cantidad más elevada de dolor.

Además, la depresión tiene una gran influencia sobre el cuerpo. Las personas que padecen de depresión pueden empezar a sufrir, al cabo de cierto tiempo, algunos efectos físicos de la depresión. De este modo, podemos por ejemplo padecer los siguientes síntomas:

  • Dolores de cabeza
  • Dolores de estómago
  • Problemas de digestión

¿Depresión en las personas mayores: demencia o depresión?

La demencia y la depresión tienen un gran número de síntomas en común. Por ejemplo se trata tanto en un caso como en otro de problemas de memoria y de problemas de concentración. La depresión en las personas mayores puede también, por otra parte, presentar entre sus síntomas una falta de interés de estas personas mayores por todo, y entre otras cosas el dejar de poder responder a las preguntas referentes a la cronología de las cosas debido a que dejan de prestarles atención.

En algunos centros, se les hace pasar unos test en el momento de la admisión para determinar la depresión y / o la demencia. En este caso se trata de centros realmente especializados. Las instituciones no tienen todas la capacidad de hacer pasar sistemáticamente a todos sus internos este tipo de test para poder distinguir entre la demencia y la depresión.

Por lo que a menudo en las personas mayores la depresión se puede llegar a confundir con la demencia. Incluso a veces podemos observar que, si la depresión en las personas mayores está controlada por estar bajo tratamiento, la demencia también desaparece de forma inesperada. Por lo tanto desde un principio no se trataba de demencia sino de depresión. Tanto se parecen la una y la otra que la depresión en las personas mayores se suele conocer a menudo cómo la pseudo-demencia. Por lo tanto no se puede estar hablando a la ligera de demencia, sino que se debería evaluar si por lo contrario no podría tratarse de depresión.

¿Depresión en las personas mayores: un tratamiento contra la depresión?

Al igual que ocurre con la depresión en el adulto, la depresión en las personas mayores puede ser tratada por un método estándar de asistencia. Un psiquiatra o un psicólogo pueden ser entonces de más ayuda para luchar contra la depresión. En algunos centros especializados, en particular cuando se trata de poder establecer un diagnóstico, para tratar este tipo de depresión en las personas mayores a menudo está prevista una ayuda psicológica.

En el caso de que existan dificultades de desplazamiento por falta de movilidad para proceder al tratamiento de la depresión, también podemos recurrir a nuevas formas de terapia. Por lo que médicos y psicólogos han decidido desarrollar ‘Mis15Minutos.com‘, un programa de autoayuda en línea que puede asesorar y orientar a las personas desde sus casas con sesiones de 15 minutos diarios. De esta manera, podrás tratar cada día tu depresión para poder recuperar completamente tu autoestima y recuperar lo que te hace sentirte feliz.

¿Depresión en las personas mayores: el test de depresión?

Si cree que puede estar sufriendo de depresión en las personas mayores o que está padeciendo ciertos síntomas de la depresión, siempre puede hacer aquí mismo el test gratuito de depresión. Este test se hace en unos veinte minutos y te ayudará a determinar la gravedad de tus síntomas y te ofrecerá una buena fórmula de un posible tratamiento.

AL AUTODIAGNÓSTICO