¿Diagnóstico de burnout?

Un diagnóstico de burnout te puede ayudar a tomar medidas suplementarias. Con frecuencia, las personas suelen sentirse a la vez aliviadas y confusas cuando escuchan que se les ha diagnosticado un burnout. Desde hacía ya cierto tiempo estaban observando que les estaba pasando algo, pero no podían determinar qué era exactamente. Por otro lado, dado que se necesita tiempo para asimilarlo, a menudo las personas se sienten algo confusas o perturbadas cuando se les establece un diagnóstico de burnout. A pesar de que cada vez se hable más del burnout, el diagnóstico de burnout aún no está completamente aceptado socialmente. Ni siquiera es siempre fácil hablar sobre su diagnóstico de burnout en cualquier ámbito social.

Por encima de todo, es necesario que una vez que te hayan determinado un diagnóstico de burnout, tomes las medidas específicas que te ayuden en el tratamiento de tu diagnóstico de burnout. Al igual que sucede con otras enfermedades mentales, y teniendo en cuenta que en la mayoría de los casos los síntomas no van a desaparecer por arte de magia, un diagnóstico de burnout va a requerir una lucha enérgica y eficaz. A decir verdad, el establecimiento de un diagnóstico de burnout está vinculado a ciertos hábitos negativos que ya tienes. Más adelante, el tratamiento de este diagnóstico de burnout va a implicar el hecho de que cambies tus hábitos negativos.

¿En qué consiste un diagnóstico de burnout?

En líneas generales, quien establece un diagnóstico de burnout va a ser tu médico de cabecera. A pesar de que un diagnóstico de burnout no esté considerado por el DSM (Manual Diagnóstico y Estadístico de Enfermedades mentales, del Inglés Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders) como una enfermedad específica, el estudio de Verschuren y al. (2011) ha determinado las líneas directrices a establecer para poder determinar un diagnóstico de burnout.

Según este estudio, podemos establecer un diagnóstico de burnout siempre y cuando se cumplan los siguientes criterios:

  1. Experimentas un sentimiento de presión y agotamiento por sobreesfuerzo físico y psíquico
  2. Los trastornos se manifiestan desde hace más de 6 meses
  3. Te sientes cansado y agotado la mayor parte del tiempo. Estas sensaciones predominan.

En qué consiste el ‘surmenaje’ (síndrome de fatiga crónica por sobrecarga)?

Como puedes observar en los criterios descritos anteriormente, una de las condiciones para poder determinar un diagnóstico de burnout es el hecho de experimentar un sentimiento de surmenaje. ¿Pero en qué consiste exactamente el ‘surmenaje’? Detallamos a continuación una lista de las características del ‘surmenaje’ (Verschuren y al., 2011) :

A. Para determinar que existe un sentimiento de ‘surmenaje’, debes experimentar al menos 3 de los síntomas de ‘surmenaje’ siguientes:

  • Cansancio
  • Trastorno del sueño
  • Irritabilidad
  • Ya no soportas la agitación o el ruido
  • Tus emociones fluctúan
  • Estás preocupado con mucha frecuencia
  • Te sientes estresado
  • Experimentas ciertos trastornos de concentración y ciertos trastornos de la memoria

B. Te sientes como si hubiese perdido el control o como si te sintiese indefenso. Estos sentimientos son una reacción a la imposibilidad de seguir haciendo frente al estrés de la vida cotidiana. Tu carga de estrés ha rebasado el límite admisible.

C. Experimentas un sufrimiento significativo en los diferentes ámbitos de tu vida (tanto la profesional como la social).

D. El estrés, la pérdida de control y el sufrimiento no son sólo las consecuencias de una enfermedad mental.

¡Evalúa tus síntomas de burnout!

Te gustaría saber en qué medida te arriesgas a que te determinen un diagnóstico de burnout y en qué medida los síntomas de burnout afectan a tu rendimiento diario? Pasa aquí el test de burnout online gratuito.