X Cerrar

Un trastorno de pánico es una variedad de angustia, en el contexto de la cual la persona de quien se trata puede experimentar un ataque de pánico sin previo aviso. En general se trata de una experiencia intensa debido a que la crisis de angustia puede ser tan grave que usted llega a sentir que desaparece de este mundo. Ha perdido completamente la noción del control de sus propio cuerpo y puede incluso sentir que es por así decirlo un extraño observando su propio cuerpo desde fuera.

Un ataque de angustia de este tipo puede entonces tener un impacto grave sobre su vida ya que quienes la experimentan están en general constantemente angustiados por el mero hecho de poder volver a tener otro ataque de angustia. Otra forma de este ataque de angustia es el ataque de pánico. La mayoría de las personas se avergüenzan cuando de repente están siendo víctimas de un ataque en un lugar con mucha gente. Por otro lado, al cabo de cierto tiempo, esto puede conducir además a un comportamiento de huida.

¿Cuáles son los síntomas de un trastorno de pánico?

Como ya indicamos en la introducción, las personas que son víctimas de trastorno de pánico llegan a experimentar de repente un ataque de angustia, por lo que los síntomas de angustia toman el control de la situación. Durante un ataque de pánico, se trata de una forma intensa de angustia en la que usted experimenta una intensa sensación de malestar. Tiene la sensación de haber perdido el control de su propio cuerpo, lo que le puede llevar a pensar que no puede hacer nada para luchar contra estos síntomas.

Para que podamos hablar de trastorno de pánico, deberemos poder observar durante un ataque de pánico al menos 4 de los síntomas que describimos a continuación:

Síntomas físicos

  • Transpiración
  • Nauseas
  • Sensación de sofoco
  • Dolor en el pecho
  • Palpitaciones
  • Respiración acelerada
  • Sensación de que la cabeza da vueltas o de sufrir mareos
  • Hormigueos y perdida de sensibilidad en las extremidades
  • Escalofríos o sensación de calor extremo

Síntomas psicologicos 

  • Impresión de que la situación no es real / irrealidad
  • Angustia por la perdida de control
  • Angustia por la muerte

Un ataque de angustia puede entonces aparecer de repente acompañado de uno o varios síntomas. Es posible que todos los síntomas que se aplican a su caso en particular aparezcan todos al mismo tiempo o que se vayan acumulando progresivamente. Por consiguiente, usted puede por ejemplo sentir palpitaciones y sólo pasados unos minutos sentir una respiración acelerada. El tiempo que pueda durar un ataque de angustia es variable. No obstante, en general el ataque de angustia alcanza su punto álgido pasados unos diez minutos tras el primer síntoma.

¿Angustia por la angustia?

Un concepto útil, en caso de padecer trastorno de pánico, es la angustia por la angustia. En realidad, lo que experimentamos también es una reacción al mismo ataque de angustia. En general esta reacción suele ser angustia. Por el mero hecho de estar viviendo un ataque de pánico, se vuelve angustiado al pensar que puede volver a sufrir otro ataque de pánico. La situación le genera el sentimiento de haber perdido el control y no poder hacer nada para remediarlo. Para algunas personas, esta situación puede tener una gran repercusión negativa sobre la imagen que tienen de ellos mismos o sobre su funcionamiento en general. De esta forma, algunos sienten vergüenza una vez que han sufrido un ataque de pánico en publico.

Debido a que cuando se tiene un ataque de pánico es fulminante, esto mismo puede desencadenar la angustia por la angustia. Esto viene a decir que se angustia por el mero hecho de pensar que puede volver a sufrir un ataque de angustia. Esta angustia por la angustia puede también a su vez ser en sí misma la causa de un nuevo ataque de pánico, lo que hace que se genere un círculo vicioso.

¿Cómo aparece un trastorno de pánico?

Un trastorno de pánico puede tener diversas causas. Al igual que para cualquier otro problema de salud mental, a menudo las causas varían de una persona a otra. En general, para que podamos hablar de un trastorno de pánico tenemos que aplicar la regla según la cual debe entrar en juego una combinación de factores genéticos y de factores de entorno. ¿Qué significa esto en concreto?

Herencia + Entorno

Herencia en caso de trastorno de pánico

En caso de trastorno de pánico, podemos hablar de un componente hereditario. Esto quiere decir que si algún miembro de su familia padece de trastorno de pánico, las probabilidades de que usted también desarrolle un trastorno de pánico serán muy elevadas. Por ejemplo, la herencia por la que unos factores biológicos implican un desequilibrio de los neurotransmisores. ¿Pero cuál es exactamente la contribución de estos factores hereditarios? Todavía no se sabe con exactitud la influencia de los factores hereditarios. No obstante, las investigaciones han permitido determinar diversos factores importantes que están vinculados a los factores hereditarios.

1. Angustia por lo desconocido

La angustia por lo desconocido puede tener una influencia sobre el desarrollo eventual de un trastorno de pánico. Con esto queremos decir que la reacción de angustia procede de situaciones que se desconocen y aún no vividas. Algunas personas reaccionan más a menudo con angustia o se sienten incómodos frente a situaciones nuevas o que desconocen. Con frecuencia, estas personas van a evitar también las situaciones nuevas.

2. Asignación de peligro

A menudo vemos que personas que padecen trastorno de pánico interpretan con mayor rapidez como peligrosas algunas de las señales de angustia. Estas personas van, por ejemplo, a sentir miedo más rápidamente si sufren palpitaciones ya que por lo general piensan que éstas son peligrosas. Estas personas van a interpretar los síntomas de angustia como algo muy angustioso y peligroso, por lo que se va a crear más fácilmente un círculo vicioso. Estas personas corren un alto riesgo de llegar a desarrollar angustia por la angustia y en consecuencia desarrollar también un trastorno de pánico de gran magnitud.

¿Significa esto que en consecuencia voy a desarrollar inevitablemente un trastorno de pánico? 

Si tiene una gran probabilidad de llegar a desarrollar un trastorno de pánico debido a factores hereditarios, esto no tiene por qué significar necesariamente que vaya a desarrollar un trastorno de pánico. Todo el mundo tiene la posibilidad de hacer una elección personal y además los factores del entorno juegan un papel importante en la probabilidad de que aparezca un trastorno de pánico. Todos los que debido al factor herencia son más vulnerables al desarrollo de un trastorno de pánico no tienen por qué desarrollarlo siempre. Para que esto ocurra es necesaria una combinación de factores que reúna los factores que usted elige de su entorno.

Factores del entorno en caso de trastorno de pánico

Entendemos por factores del entorno a su propio entorno y las elecciones que hace para usted mismo y para su entorno. La mayoría de las veces, es un nivel extremo de estrés lo que desencadena el primer ataque de pánico. Un trastorno de pánico puede, por ejemplo, producirse debido a razones radicalmente negativas y estresantes tales como las que enumeramos a continuación:

  • La pérdida de un cónyuge
  • Una separación
  • Perder su trabajo
  • El hecho de padecer una enfermedad crónica

Si bien estas situaciones pueden ser desgarradoras y estresantes, siempre puede elegir con que tipo de reacción va a hacerle frente. Para dar un ejemplo, la pérdida de una pareja puede desembocar tanto en un trastorno de pánico como en sentimientos de depresión. Por lo tanto puede observar que la misma situación puede desencadenar una reacción diferente en personas distintas.

Las personas que desarrollan un trastorno de pánico están en general oprimidos por la angustia y el estrés en estas situaciones en particular. A menudo tienen la sensación de haber perdido completamente el control de la situación, lo que genera aún más angustia y más estrés.

¿Cuáles son los posibles efectos de un trastorno de pánico?

En general, las personas que padecen un trastorno de pánico muestran un nivel extremo de angustia por lo que en consecuencia van a evitar las situaciones que lo generan. Debido al hecho de estar tan angustiadas, prefieren no volver a encontrarse en esa misma situación que les angustia, y en consecuencia aparece un comportamiento de huida. Tiene, por ejemplo, vergüenza o la angustia por la posibilidad de tener un ataque de pánico en publico, puede que entonces se quede aislado y/o permanezca encerrado. Por lo tanto, un trastorno de pánico puede verse a menudo acompañado de agorafobia.

Esta angustia y la ‘angustia por la angustia’ pueden por otro lado tener una gran influencia sobre su manera de funcionar en general en la vida cotidiana. A menudo podemos ver a gente que no pueden llevar a cabo sus tareas diarias. La angustia puede también provocar sentimientos de depresión.

¿Cómo puedo tratar un trastorno de pánico?

Gracias a la terapia, puede usted recuperar el control de su propia angustia y de las situaciones que conducen a esa angustia. Esta terapia puede ayudarle a recuperar la confianza en sí mismo, su autoestima. Puede además romper el lazo estructural con la angustia gracias a ejercicios cognitivos.

‘Mis15Minutos.com’ ofrece la posibilidad de alcanzar los objetivos mencionados anteriormente gracias al programa de autoayuda en línea. ¡Este programa está basado en técnicas terapéuticas y le acompaña y apoya a diario en su lucha contra la angustia!

¿Evaluar sus síntomas de angustia?

¿Le gustaría saber cuáles son los síntomas de la angustia que experimenta y que impacto tienen en su vida? ¡Puede entonces hacer aquí el test de angustia gratuito!

Comienza su autotest »