Síntomas, causas y tratamiento de la hiperventilación

18 August, 2015

Síntomas de la hiperventilación: indicios y manifestaciones

¿A que indicios o manifestaciones puedo reconocer la hiperventilación? La historia de un gran número de los pacientes de mi consulta empieza hace ya muchos años. En la mayoría de los casos, está ligada a un entorno muy exigente, una etapa en la que se exige mucho trabajo o a veces justo después, cuando el estrés les abandona,  a un momento inexplicable: su primera crisis de hiperventilación. En reglas generales, se acuerdan perfectamente de los detalles de ese momento preciso y aún así siguen estando atormentados por la sensación de no saber que les ha ocurrido, y que solo entendiéndolo pueden lograr curarse. Si se siente identificado con esta historia, o de haberla escuchado en su entorno, es probable que se trate de hiperventilación. En concreto, los síntomas pueden variar y son la mayoría de las veces un sentimiento de pérdida de control, una sensación de estar abatido e incluso de perdida del conocimiento, sudores inexplicables, una desagradables sensación de vacío en la mente, a veces también la angustia y el pánico, todo se vuelve negro, da vueltas, empezamos a sentir vértigo. La historia hace que esta misma descripción se repita una y otra vez en múltiples versiones.
“Y desde este momento, doctor, me preocupa que esto vuelva a producirse”: Por lo tanto, también temen que esta historia sea una experiencia que se repita en el futuro. Por ello, anticipan esta angustia o este pánico. Solemos denominar esto la ‘ansiedad anticipatoria’.
La hiperventilación puede aparecer bajo diversas formas, los síntomas pueden variar, pero para la mayoría el sentimiento de ”imposible de atrapar’ (‘huidizo’) es un leitmotiv.
A menudo, otro signo o síntoma de la hiperventilación es pensar que su médico no entiende lo que le pasa, e ir así de médico en médico para encontrar la causa de lo que se ha experimentado, sin dejar de tener esa sensación de que su médico no le entiende. Con relativa frecuencia, incluso puede ocurrir que el sujeto no se crea el diagnóstico e incluso que no lo oigan cuando el médico se lo plantea correctamente. A menudo esto se debe al concepto de que todavía tiene que haber otra causa, buscando así a alguien que le pueda proponer otra explicación más convincente.

Las causas de la hiperventilación

La verdadera causa de hiperventilación es en parte una reacción química fisiológica que empeora con el estrés. Debido a que el paciente que sufre de hiperventilación (que a menudo ni el mismo percibe) respira más rápidamente y más superficialmente de lo normal, se produce un desequilibrio químico en la sangre. Este desequilibrio conduce, a través de un mecanismo complejo, un aumento de la sensibilidad del sistema nervioso central. En consecuencia, se activan cierto número de neuronas y de células del cerebro sin que ningún estimulo haya activado dichas células. Esto hace que respiremos aún más rápido, que los pensamientos se aceleren y precipiten en nuestra mente debido a esta híper estimulación neuronal y que finalmente empecemos a inquietarnos. Todos estos factores en conjunto contribuyen a una respiración aún más acelerada y refuerzan ese mecanismo químico estimulando en exceso los nervios por hiperventilación.

Hiperventilación aguda

En caso de crisis de hiperventilación aguda, a menudo el paciente tiene la sensación de marearse, siente el mundo girar a su alrededor, se encuentra mal y empieza a transpirar. Pero la crisis también se puede manifestar bajo otros síntomas, por lo que si tiene dudas es mejor hablar de sus males con su médico.

Hyperventilación crónica

En caso de hiperventilación crónica, los síntomas son aún más imprecisos y poco claros lo que hace que una persona puede a veces padecer la enfermedad durante varios años sin que se le haya dado un diagnóstico preciso. A menudo nos encontramos con signos de ansiedad, de preocupación, de perfeccionismo, pero tampoco sucede a cada vez.

Terapia y tratamiento de la hiperventilación

Durante una crisis aguda de hiperventilación, ante todo es importante combatir el síntoma. La mayoría de las veces, esto se puede conseguir pidiéndole al paciente que inspire y expire repetidas veces en una bolsa de plástico con el fin de volver a inspirar el aire que viene de expulsar, y esto permite calmar el mecanismo químico.
A veces es preferible recurrir a la ayuda de un medico que le administrará un tranquilizante o un calmante. Esto puede resultar ser una buena solución a corto plazo pero por supuesto no es la más sana y adecuada a largo plazo. Por lo que es importante que después se aprendan unas técnicas específicas para salir definitivamente y sin medicación del círculo vicioso de la hiperventilación. Si resulta que existe una dependencia o una adicción a los calmantes, se indica seguir una desintoxicación a través de asesoramiento médico. Si no se acaba completamente con el uso de medicamentos, sería definitivamente imposible curarse.
A pesar del sentimiento subjetivo de desesperación del paciente por pensar en la posibilidad de no curarse jamás, mediante el tratamiento adecuado el pronóstico es bastante bueno. Llegados a este punto, puede incluso aprender a disminuir su estrés interior aplicando unas técnicas que le permiten terminar poco a poco con la excitación neuronal.
Esto solo se puede lograr si está dispuesto a demostrar que puede ser paciente y perseverante a lo largo de toda esta terapia. Puede fácilmente aprender online inscribiéndose a un programa de auto ayuda online.

Elija primero un programa que le acompañe cada día para perseverar y no tirar la toalla antes de tiempo ya que ahí está la trampa: su pánico puede conseguir que, al igual que muchos otros pacientes que padecen hiperventilación, deje la terapia o el asesoramiento médico antes de poder ver siquiera los primeros logros. Si es necesario, pídale a un amigo o a una amiga o a un miembro de la familia que os dé su apoyo para evitar que abandone demasiado pronto. De hecho esto es lo que hace un buen programa de auto ayuda online, darle su apoyo.
También puede elegir seguir una terapia con un psicólogo o un medico que tenga una formación terapéutica seria. Se podrán obtener excelentes resultados en el caso de una hiperventilación tratada con cualquiera de los siguientes tipos de terapia: la terapia cognitivo-conductual para la hiperventilación, la TCC o la terapia racional emotiva, la terapia cognitiva orientada a soluciones para la hiperventilación así como la hipnoterapia o el EMDR (Desensibilización y Reprocesamiento a través de Movimientos Oculares), todas dan buenos resultados.

Sobre todo elija un terapeuta con el que se sienta a gusto y en el que confíe. La mayoría de la gente consigue curarse bien con la auto ayuda online, solo para unos pocos será necesario una terapia directa. Lo cierto es que puede elegir empezar con la auto ayuda online y, si pasadas unas cuantas semanas, no nota haber hecho ningún progreso, está todavía a tiempo de contactar un terapeuta. Hable de este tema primero con su médico.

Auto-test de hiperventilación

Quiere saber hasta que punto los sentimientos de estrés, tensión, ansiedad e incluso de depresión entran en juego e intervienen en su hiperventilación, puede evaluarlo facilmente rellenando un test sencillo de 21 preguntas cortas.
Espero que estas breves observaciones le ayuden a avanzar un poco en su trabajo de investigación.

Dr Paul Koeck
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Date: August 18, 2015, Author: Dr. Paul Koeck.