¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad se puede definir de diferentes formas. Es difícil describir en una sola definición todos los mecanismos que están ligados a la ansiedad. Para mantenernos sencillos y concisos, hemos elegido dar la siguiente definición conocida que se refiere a la ansiedad:

‘La ansiedad’ es una emoción causada por una amenaza observada o vivida, que conduce la mayoría de las veces a una evitación o a una esquiva de esta.’

La ansiedad es por lo tanto una reacción que surge en una situación que nos vuelve ansiosos. Durante esta confrontación, experimentaremos a partir de ese momento emociones intensas que pueden conducir a la evitación de esta situación. Por ejemplo, si somos agorafóbicos, al cabo de cierto tiempo evitaremos los espacios abiertos y nos quedaremos en casa tantas veces como nos sea posible ya que tendremos miedo a esos espacios abiertos.

¿Porqué tenemos ansiedad?

La ansiedad es tan antigua como la propia humanidad, y por lo tanto un mecanismo útil de la naturaleza. En origen este mecanismo nos ayudaba a sobrevivir cuando se presentaban situaciones consideradas como peligrosas. Por lo que si usted tiene que enfrentarse a una situación peligrosa, la ansiedad ayuda a que su cuerpo reaccione con más rapidez y en consecuencia a aumentar sus probabilidades de supervivencia. Al contrario de lo que ocurre por ejemplo con la depresión, la ansiedad en cambio forma parte de nuestra naturaleza al nacer para ayudarnos a sobrevivir. Hoy en día, son raras las ocasiones en las que tenemos que estar enfrentados a situaciones realmente peligrosas. Ahora nos sentimos ansiosos con más frecuencia debido a las situaciones a las que otorgamos demasiada importancia pero que realmente no son peligrosas. Por ejemplo, no nos podemos permitir llegar tarde a una reunión importante. Sólo el pensar que podemos llegar tarde puede provocar diferentes síntomas de ansiedad. Sin embargo, llegar tarde a una reunión no es en sí una situación peligrosa. Por lo que el concepto original de la ansiedad se ha perdido.

¿Cuál es el origen de la ansiedad?

Si la ansiedad es algo intrínseco en cada uno de nosotros, ¿por qué algunas personas sufren un trastorno de ansiedad y otras no? Debe entender aquí que todo el mundo tiene en sí la posibilidad de desarrollar un trastorno de ansiedad ya que todo el mundo ha nacido con la ansiedad. Sin embargo no todo el mundo va a desarrollar un trastorno de ansiedad. A pesar de esta predisposición, existen otros factores sin los cuales no se podría desarrollar un trastorno de ansiedad.

Predisposición + acontecimiento + coping style (estrategias de enfrentamiento)

Junto con la predisposición a la ansiedad, compartida por todos, es necesario que se produzca cierto tipo de situación específica o un acontecimiento en particular para desencadenar una conexión entre este acontecimiento y la ansiedad. Esta situación tendrá que ser muy perturbadora y en consecuencia vamos a estar pensando en ella constantemente o va a quedar fijada en nuestra mente. Pero incluso la combinación de una predisposición junto con un acontecimiento perturbador no van a ser siempre suficientes para que automáticamente surja un trastorno de ansiedad. Es aquí cuando aparece en escena el ‘coping style’ (estrategias de enfrentamiento). Esto significa que lo que importa es la manera en la que manejamos la situación cuando se presenta y cómo elegimos tratar dicha situación. Según como sea esa elección, podrá una de dos, o conducir a una ansiedad sana, o a una ansiedad malsana.

Una metáfora de la aparición de la ansiedad

Para que podáis discernir cuál es el sentido primero/esencial de la ansiedad o de un trastorno de ansiedad, he aquí una metáfora de cómo aparece y se produce un trastorno de ansiedad.

Los trastornos de ansiedad son como el trastorno por atracón ‘hiperfagia’ (el hecho de comer demasiado). El ser humano está preprogramado para sobrevivir comiendo. Desde el origen de la humanidad, el hombre tiene que comer. Si no comemos, nos morimos. Al origen, no había restos de comida y comíamos sólo lo que necesitabamos. Si se capturaba un animal de gran tamaño, esta comida podía servir para varios días. Se trataba de una técnica de supervivencia. A medida que la sociedad ha evolucionado, la disponibilidad de alimentos ha ido creciendo cada vez más. Debido a esta abundancia, algunos empezaron a sufrir de sobrepeso, algo que en casos extremos puede conducir hasta la muerte. A pesar de que en origen queríamos sólo lo que necesitábamos y en la medida que lo necesitábamos, hoy en día comemos cosas que no son sanas y comemos en exceso. La ansiedad es más que parecida a la comida y a la alimentación preprogramada para  ayudarnos a sobrevivir. Si nos encontramos frente a un peligro, nuestro cuerpo nos prepara para reaccionar a ese peligro provocando una reacción de ansiedad. A veces, la ansiedad va a permitir que podamos escapar del peligro e incluso defendernos. La sociedad ha evolucionado en una sociedad ‘segura’ en la que ya son muy raras las ocasiones en las que nos tenemos que enfrentar a una ansiedad justificada. Esto trae como consecuencia el que algo que resulta no ser un peligro real sirva de desencadenante para poner en marcha el mecanismo natural, al igual que ocurre con la agorafobia. Un espacio abierto representa la vida, no un peligro. Por esto mismo, algo natural, que en origen tenía una función sana, acaba debido a su mal uso transformándose en algo malsano.

¿Qué ocurre si la ansiedad evoluciona?

La ansiedad malsana puede entonces tener un efecto considerable en vuestra vida. Le va a impedir hacer cierto tipo de cosas que en el fondo quiere hacer, impedir que sea feliz e incluso que pueda llevar a cabo actividades cotidianas. La ansiedad puede tener un efecto considerable hasta en las cosas más pequeñas. Las personas que por ejemplo ya no se atreven a salir de casa tienen a partir de ese momento dificultades para ir a hacer la compra, lo que al final puede ser un problema si quiere preparar comida.

Mucha gente con ansiedad ha perdido la sensación de poder tomar por sí mismos decisiones que tienen repercusión sobre su vida. Es como si la ansiedad hubiese cogido el mando, el control. Por otro lado, mucha gente con ansiedad es consciente de que su ansiedad es irreal y que en realidad no deberían experimentar ningún tipo de ansiedad frente a tal situación, pero sin embargo no logran manejar y eliminar esta ansiedad. Les invade y no saben qué hacer.

¿Ansiedad de la ansiedad?

A medida que la ansiedad va cogiendo terreno, también van a ir en aumento las consecuencias de la ansiedad que va a experimentar. En consecuencia, suele ocurrir a menudo que las personas se vuelvan ansiosas por estar viviendo los síntomas de ansiedad. Para ellos la hiperventilación es tan aterradora que aparece la ansiedad de la ansiedad. Es entonces cuando va a sufrir una auténtica ansiedad de la ansiedad. Como puede observar, se trata de una especie de círculo vicioso que puede tener consecuencias graves sobre su felicidad y su vida diaria. Poco tiempo después, va por lo tanto volverse ansioso en cuanto se ponga a pensar en los síntomas de la ansiedad o a la ansiedad. A partir de entonces no va a poder hacer nada de lo que le gusta ni llevar a cabo actividades cotidianas. En consecuencia, por ejemplo, una persona que padezca de agorafobia ya no podrá entrar en una tienda para hacer sus compras ya que sufrirá demasiada ansiedad. Esto puede hacer que ya no tenga nada en su casa para poder cocinar, algo terriblemente molesto. Si además es consciente de que podía haber tenido la posibilidad pero que la ansiedad ha tomado el control de su vida, esto puede llegar a ser muy frustrante.

¿Cuáles son las consecuencias significativas de la ansiedad?

La ansiedad puede tener numerosas consecuencias. Para sí mismo, la ansiedad puede ejercer una gran influencia sobre su satisfacción, la imagen que tiene de sí mismo y su alegría en general. A menudo, las personas que padecen ansiedad tienen el sentimiento de estar perdiendo el control de su vida. Esto puede a veces conducirle a una gran falta de autoestima e incluso a la depresión. Debido al sentimiento de haber perdido el control sobre su propia vida, mucha gente cree que tratar la ansiedad es una tarea difícil. Es absolutamente falso. Puede romper el círculo vicioso y recuperar la felicidad. De esta manera, podrá volver a creer en sus capacidades y será de nuevo el amo de su vida.

¿Evaluar su ansiedad?

Si quiere saber más sobre sus síntomas de ansiedad y hasta qué punto influir en su felicidad y su vida cotidiana, puede pasar aquí el test de ansiedad gratuito. Este test puede darle más información sobre la gravedad de su ansiedad y cuál es el método adecuado para tratarla.