X Cerrar

¿Agorafobia?

La agorafobia, o miedo a los lugares públicos y/o a los espacios abiertos, es una variedad bien conocida de ansiedad que le hace sentirse angustiado frente a situaciones para las que no encuentra salida alguna. Queremos decir con esto que el hecho de encontrarse en ciertos lugares llenos de gente, y de no poder escapar inmediatamente a la multitud, puede generar la angustia. La agorafobia se presenta a menudo como el resultado de un trastorno de pánico ya que nos sentimos angustiados a la idea de poder tener un ataque de angustia en un espacio público del que no podemos escapar.

Las situaciones que van a provocar la agorafobia pueden variar de una persona a otra. Recopilamos a continuación algunos ejemplos de situaciones que pueden provocar la agorafobia:

  • Tiendas
  • Supermercados
  • Restaurantes
  • Transportes públicos

Este tipo de situaciones pueden dar a las personas afectadas la impresión de estar ‘atrapados en la trampa’ en una situación específica y en consecuencia de no poder escapar de ella si algo saliese mal, o en la cual cualquier ayuda sería imposible. Algo que puede ser de gran ayuda es el que un amigo o un pariente le acompañe. Sin embargo, en la mayoría de los casos, esto no será suficiente para impedir que usted pueda evitar esta situación.

¿Los efectos de la agorafobia?

En su primera aparición, la agorafobia se va a limitar a la experimentación de angustia en la misma situación que la provoca. A partir de cierto tiempo, este comportamiento conducirá la mayoría de las veces a una actitud de huida frente a esta situación. Si observa que a menudo, o siempre, siente angustia y que en algún momento sufre un ataque de pánico cuando tiene que ir en un transporte público, al poco tiempo empezará a evitar estas situaciones ya que la angustia se vuelve insoportable.

Si su agorafobia persiste, podemos eventualmente hablar al cabo de cierto tiempo de una agorafobia generalizada. Esto viene a significar que la angustia va a repetirse cada vez en más situaciones distintas. De esta forma puede ser que si padece cada vez más de agorafobia, al cabo de cierto tiempo ya no quiera ir a ninguna parte solo y evitará coger determinados medios de transporte. En consecuencia es posible que si siente angustia a la idea de coger el autobús, ya no quiera tampoco coger un avión. Por lo tanto, la angustia va a propagarse, y en consecuencia tener un impacto aún mayor en su vida.

La agorafobia tiene también como consecuencia el hecho de que tampoco podamos hacer cosas o actividades cotidianas que antes hacíamos con gusto. Esto puede en sí tener además una gran repercusión sobre su felicidad así como sobre la imagen que tiene de sí mismo, su autoestima. A menudo nos percatamos que las personas que padecen de agorafobia desarrollan también síntomas de depresión debido a que se sienten solas y tristes. Por otro lado, tienen a menudo la impresión de no poder cambiar nada a la situación debido a que les invade el sentimiento de no tener ningún control sobre su angustia.

¿Tratar la agorafobia?

Podemos tratar la agorafobia luchando contra las estructuras y la angustia latentes. En general, un tratamiento contra la agorafobia va a ayudarle a recuperar algo de confianza en sus propias capacidades para así poder recuperar el control de su propia vida. Esto le va a ayudar a volver a experimentar cosas que le gustaba hacer.

‘Mis15Minutos.com’ es un programa de autoayuda en línea que quiere llevar a cabo con usted sus objetivos. El programa le acompaña y apoya cada día en línea en su lucha contra su angustia y en la reconstrucción de su felicidad.

¿Evaluar sus síntomas de la angustia?

¿Le gustaría saber cuáles son los síntomas de la agorafobia y de la angustia que se pueden aplicar a su caso y conocer la gravedad de estos síntomas? Haga entonces aquí mismo el test de angustia gratuito!

AL AUTODIAGNÓSTICO