¿Fatiga?

¿Cansado? ¿Fatigado? ¿Exhausto? ¿Estás harto de todo? La fatiga puede influir en gran medida en tu estado de ánimo y en tu rendimiento. Todo el mundo pasa de vez en cuando por una etapa de fatiga, pero cuando esta etapa se prolonga en el tiempo, esto puede llegar a tener consecuencias graves.

El sueño reparador es un elemento esencial en tu vida cotidiana. Te ayuda en tu rendimiento, en tu concentración, a tu memoria, y sobre todo a ser feliz. Por lo tanto, a menudo la fatiga es síntoma de que existe un problema más grave como lo pueden ser la depresión o la ansiedad. El sueño es uno de los primeros factores que se pueden ver afectados por los problemas psicológicos.

La fatiga no tiene por qué llegar a ser permanente. Por otro lado, puede ser útil leer este artículo para que puedas comprobar por ti mismo en qué fase está tu fatiga, y si además te está ocurriendo algo más. Si de lo que se trata es de un problema psicológico, también hay muchas probabilidades de que la fatiga ocupe gran parte de tu tiempo o reaparezca reiteradamente.

¿Qué es la fatiga?

La fatiga es la sensación que tienes después de haber dormido demasiado poco o tras haber dormido mal durante un período de tiempo determinado. En función de tu edad, vas a necesitar una cantidad distinta de horas de sueño. Estas cifras de horas de sueño sólo son a título orientativo, y van a variar dependiendo de cada persona. Tu entorno y tus vivencias también van a influir en gran medida a tus necesidades de sueño. Sin embargo, si duermes menos horas de las que realmente necesitas, esto va a fomentar la aparición de la fatiga y una sensación de fatiga.

¿En qué influye la fatiga?

Cuando la fatiga toma el control, podrás darte cuenta que tu capacidad de rendimiento para llevar cosas a cabo disminuye. También te va a resultar más difícil realizar las tareas más sencillas. La fatiga también influye en tus funciones como lo pueden ser la memoria y la concentración.

Además, la fatiga puede ser la causa de que tanto los problemas físicos como los trastornos mentales tengan más probabilidades de desarrollarse. En concreto, el sueño permite que tu sistema inmunitario se autorepare para poder hacer frente a un posible daño psicológico. Por esta misma razón, cuando has tenido una buena noche de sueño reparador tienes la capacidad de hacer frente a una mayor cantidad de estrés. Sin embargo, si padeces fatiga, esto puede llegar a causar que desarrolles trastornos psicológicos u otras enfermedades.

Por lo tanto, dormir bien es lo que nos permite que podamos empezar un nuevo día con una nueva perspectiva. El sueño reparador también permite que puedas hacer frente a cualquier influencia negativa.

¿Es perjudicial la fatiga?

Sin lugar a dudas, la fatiga puede ser perjudicial.  El impacto que puede llegar a tener un día de fatiga no va a ser demasiado grave; pero si tu fatiga se transforma en algo más permanente, el daño que causará será mayor. Después de un día, la fatiga va a influir en tu concentración y en tu rendimiento. Pero tras un período de tiempo más largo, la fatiga también afectará a tu estado de ánimo y a tu felicidad de una manera significativa. Por lo tanto, sin duda alguna la fatiga permanente puede dar lugar a diferentes problemas como lo pueden ser la depresión y el burnout.

Por lo que es muy útil evaluar tu grado de fatiga. Sin lugar a dudas, cuando ya has experimentado fatiga en varias ocasiones, es importante que averigües qué es lo que hay realmente detrás de esta fatiga.

Evalúa tu nivel de estrés aquí mismo con la ayuda del test de fatiga gratuito.

¿Cuál es tu grado de fatiga?

El grado de fatiga va a depender de una persona a otra. Por lo tanto es una experiencia subjetiva. De esta manera, es muy complicado medir objetivamente esta experiencia subjetiva de fatiga. Es fácil encontrar diferentes tipos de test que han intentado determinar y evaluar la fatiga. A pesar de que estos test sean precisos, les resulta difícil poder avaluar y determinar la fatiga de manera objetiva. Incluso los test biológicos no son capaces de hacerlo.

Si bien es difícil determinar la fatiga de forma objetiva, esto no significa que no puedas evaluar tu fatiga con la ayuda de un test. Debido a que la fatiga es algo subjetivo, resulta muy difícil comparar una fatiga con otra. Por dar un ejemplo, podrías observar que tu pareja necesita menos horas de sueño que tú. Sin embargo, teniendo en cuenta que cada persona es diferente, esto no quiere decir nada relevante. Por lo que si se te ocurre la idea de que tú también puedes necesitar dormir menos, lo más probable es que si lo intentas acabes estando muy fatigado.

¿Cómo puedo saber exactamente hasta qué punto estoy fatigado?

Puedes valorar tu grado de fatiga según las consecuencias y los síntomas. Estableciendo cuáles son los síntomas que estás experimentando, siempre que estén causados por la fatiga, puedes determinar hasta qué punto tu fatiga puede ser más o menos grave. También evaluando las consecuencias puedes ver si es realmente necesario buscar ayuda. Por ejemplo, cuando alguien se da cuenta de que su rendimiento general se ve seriamente perjudicado, es que estamos ante un tipo de fatiga grave.

También es importante que te asegures de establecer una relación entre la fatiga y ciertos síntomas psicológicos. En la mayoría de los casos, la fatiga está vinculada a alguna causa psicológica.

Evalúa tu nivel de fatiga aquí mismo con la ayuda del test de fatiga gratuito.

 ¿Cuáles son las posibles causas de la fatiga?

Existe una serie de causas diferentes para la fatiga. No sólo las causas físicas pueden dar lugar a la fatiga. De hecho, según determina el Prof. Cogan, las causas psicológicas representan el 80 % de los síntomas de fatiga.

¿Causas psicológicas de la fatiga?

Tal y como hemos mencionado anteriormente, las causas psicológicas representan el 80 % de las causas de fatiga. Con causas psicológicas nos referimos a problemas como lo pueden ser el estrés permanente, así como la depresión o la ansiedad. A su vez, la fatiga también puede dar lugar a determinados síntomas de depresión, a la ansiedad e incluso al burnout. Por lo tanto existe cierto tipo de relación recíproca, la cual sería conveniente examinar atentamente.

Todavía existen muchos prejuicios en lo que se refiere a problemas psicológicos así como a causas psicológicas. Así, cuando la gente va a su médico a examinar y evaluar su fatiga, a menudo esperan que sea sólo porque están enfermos. A muchas personas les resulta muy difícil escuchar que es probable que su sufrimiento sea debido a una causa psicológica. Debido a que aún existen tantos prejuicios en lo referente a trastornos psicológicos, es difícil saber como hacer frente exactamente a estas causas.

A excepción del hecho de que a menudo no se sabe cómo hacer frente a estas causas de la fatiga, la mayoría de las personas tampoco se atreven a dar el paso en búsqueda de ayuda. A menudo los prejuicios siguen ejerciendo una influencia tan grande que la gente piensa que si deberían ir a que les vea un psicólogo es porque son débiles o porque están locos.

¿Acaso la gente débil tiene más probabilidades de sufrir trastornos psicológicos?

Con frecuencia la gente sigue pensando que sólo las personas ‘débiles’ sufren trastornos psicológicos. Cuando en realidad esto le puede pasar a cualquiera, ya sea un director ejecutivo o una mujer de la limpieza, siempre que sea vulnerable a determinado problemas psicológicos. Experimentar problemas psicológicos no tiene nada que ver con ser alguien débil o un idiota, sino sencillamente por tener una reacción perjudicial frente una situación complicada. Un ejemplo de ello podría ser el de alguien que se queda sistemáticamente hasta más tarde en el trabajo, a pesar de que esta persona pueda estar muy estresada por todas sus actividades. ¿Acaso esta forma de actuar hace que una persona sea débil? ¿O que esta persona sea idiota? No, sencillamente significa que llevan su mente a un nivel de presión demasiado alto durante demasiado tiempo, y esto puede llegar a considerarse como una reacción perjudicial. Evidentemente, esta persona tendrá más probabilidades de acabar padeciendo un burnout que los compañeros de trabajo que se van al bar cada día al salir del trabajo. Es decir que el compañero de trabajo se va a poder relajar de vez en cuando, mientras que él que siempre se queda hasta más tarde haciendo horas extras tiene menos probabilidades de conseguirlo.

Otro ejemplo podría ser un atleta de élite. A menudo escuchamos que se lesionan debido a que tienen que entrenar a un nivel extremadamente alto. ¿Tú no estás lesionado, no? Acaso esto significa que por esto tienes mejor salud que este atleta de élite? A menudo la gente no hace la misma relación con los problemas psicológicos, sin embargo el principio es el mismo. Si utilizas algo constantemente hasta agotarlo, las probabilidades de que se estropee son más altas. Cada persona tiene sus propios límites y sus propias experiencias. Estos factores son distintos según cada persona, pero lo que es común a todas las personas, es que sin duda ese agotamiento permanente de tu mente va a dar lugar a determinados problemas psicológicos.

¿Causas físicas de la fatiga?

Además de las causas psicológicas de la fatiga, también existen diversas causas físicas que a su vez pueden dar lugar a la fatiga. Entre algunos ejemplos se podrían incluir las infecciones, entre ellas las infecciones virales o bacterianas. Entre estos ejemplos estaría la hepatitis. Los problemas de metabolismo también podrían dar lugar al aumento de los niveles de fatiga. La diabetes es un ejemplo de ello y se presenta con mucha frecuencia. Por otra parte, están los problemas cardíacos, los problemas neurológicos, enfermedades musculares, y otros factores que pueden influir en gran medida a tu fatiga.

Evalúa tu nivel de fatiga con la ayuda del test de fatiga gratuito.

¿Cuáles son los síntomas de la fatiga?

Los síntomas de la fatiga no siempre son fáciles de detectar. Estos también se producen a diferentes niveles. Uno es peor que el otro. Para ser capaz de decidir si podría llegar a ser conveniente que busques ayuda para tu fatiga, es importante examinar y evaluar tus síntomas y las consecuencias de tu fatiga.

Una herramienta práctica para determinar cuáles son tus síntomas de fatiga, así como las posibles consecuencias de esta fatiga, es el test de fatiga en línea gratuito.

A continuación, podrás encontrar una lista de los síntomas de fatiga más relevantes. Recuerda que pueden estar presentes a diferentes niveles, lo cual puede causar que tengan o no determinados efectos.

  • Ya no tienes nada de energía.
  • Sufres una pérdida de peso inexplicable.
  • Tu temperatura corporal cambia a menudo. Sientes un frío intenso y de repente tienes otra vez calor.
  • De pronto tu cuerpo te manda señales, las cuales podrían indicar que tus órganos podrían no estar funcionando como debieran.
  • Sufres constantemente de estrés o te sientes presionado.
  • Tienes problemas de memoria, problemas con cosas que solías recordar con facilidad.
  • Te cuesta mucho concentrarte.

¿Cómo puedo hacer frente a mis síntomas de fatiga?

Si padeces determinados síntomas de fatiga así como sus efectos durante un largo período de tiempo, resulta conveniente comprobar cuál es tu nivel de fatiga. Si te sientes como si simplemente ya no pudieses seguir adelante, que necesitas una solución, definitivamente sería razonable dar un paso adelante y buscar ayuda. Antes de nada, es conveniente comprobar si puede que existan causas físicas de la fatiga. De esta forma, puedes determinar qué es lo que causa tu fatiga, y por lo tanto que puedas empezar a buscar la ayuda más adecuada.

También para las causas psicológicas existen diferentes formas de hacer frente a tu fatiga. ¡Por ejemplo, ‘Mis15Minutos.com‘ te ofrece un programa en línea, el cual te va a orientar todos los días en el tratamiento de tus síntomas de fatiga!

Evalúa tu nivel de fatiga aquí mismo con la ayuda del test de fatiga gratuito.

¿Cuáles son las posibles consecuencias de la fatiga?

La fatiga puede tener diferentes consecuencias. La mayoría de las personas piensan que la fatiga no puede hacer daño, o que la fatiga no puede tener consecuencias graves. Sin embargo esto es un error. La fatiga puede hacer un daño considerable, y se necesita mucho tiempo para tratar o resolver este daño. Por lo tanto, podría ser de utilidad leer más información aquí mismo sobre las consecuencias de la fatiga. Es importante reconocer estos síntomas lo antes posible, para así poder tratarlos lo más pronto posible. Cuanto más esperes, más tiempo vas a necesitar para poder tratarlos.

¿Cuáles son las consecuencias físicas de la fatiga?

Por culpa de la fatiga, lo más probable es que muy pronto tu sistema inmune se vea perjudicado. Esto significa que te vuelves más vulnerable a muchos tipos diferentes de enfermedades. No sólo es tu sistema inmune el que va a ser victima de la fatiga, sino que todo tu organismo va a empezar a tener problemas. Los dolores musculares son también un efecto frecuente de la fatiga.

Asimismo, a menudo la fatiga está vinculada con la experiencia del aumento de los niveles de estrés. A su vez este estrés también puede causar diversos problemas físicos. Como ejemplo cabe mencionar las diferentes afecciones de la piel.

¿Cuáles son las consecuencias psicológicas de la fatiga?

Dentro de las consecuencias psicológicas de la fatiga se pueden incluir por ejemplo la depresión, el burnout, y los trastornos de ansiedad. Cuando a esto le añades los síntomas de la fatiga, y teniendo en cuenta que la fatiga puede influir en gran medida a tu estado de ánimo, hay muchas probabilidades de que se desarrolle una depresión.

Es conveniente tratar estas consecuencias de la fatiga tan pronto como sea posible. Además, en particular los síntomas de la depresión van a necesitar un tratamiento mucho más largo.

Gracias a nuestro test de fatiga gratuito puedes determinar qué clase de síntoma de fatiga y qué consecuencias puede que estés sufriendo por culpa de tu fatiga. El test te dirá cuáles son las consecuencias que ya estás sufriendo y como vas a poder tratarlas. Cuanto más tiempo esperes para evaluar tus consecuencias de la fatiga, más tiempo vas a necesitar antes de poder estar libre de depresión o de ansiedad. Según los resultados de las investigaciones, se ha mostrado claramente que al cabo de unas 3 semanas las personas que siguen el programa de autoayuda en línea prácticamente han dejado de sufrir cualquier tipo de estrés. Por lo tanto, a diferencia de la ansiedad y de la depresión, los síntomas del estrés y de la fatiga se pueden tratar relativamente pronto.

Evalúa tu nivel de fatiga aquí mismo con la ayuda del test de fatiga gratuito.

¿Cuál sería un tratamiento conveniente para la fatiga?

La fatiga se puede tratar de diferentes formas. Tal y como hemos mencionado anteriormente, es conveniente comprobar cuáles son las causas de tu fatiga. Sobre todo, siempre que tu fatiga se deba a una enfermedad metabólica, no es nada aconsejable empezar un tratamiento psicológico. Sin embargo, en la mayoría de los casos son los síntomas psicológicos los que causan la fatiga, para los cuales también existe una gran variedad de tratamientos disponibles cuando se trata de la fatiga.

‘Mis15Minutos.com’ es una de las opciones posibles para tratar las causas psicológicas de la fatiga. El programa ha sido desarrollado por médicos y psicólogos y se basa en la terapia cognitiva y sistémica centrada en la búsqueda de soluciones. El programa supervisa cada día contigo tu tratamiento con el fin de que puedas observar resultados más rápidos de las técnicas terapéuticas.

Estudios recientes han demostrado que los participantes al programa están libres de estrés al cabo de aproximadamente 3 semanas. Teniendo en cuenta que el estrés suele causar fatiga, los síntomas de la fatiga también se pueden tratar con facilidad, y relativamente pronto. En cambio, cuando es la depresión la que provoca la fatiga, por lo general harán falta aproximadamente 6 semanas antes de que puedas librarte de tus síntomas. Por otro lado, la ansiedad, que también se puede tratar en este programa, es uno de los trastornos más tenaces y por lo general va a necesitar un tratamiento de unas 12 semanas.

Evalúa tu nivel de fatiga aquí mismo con la ayuda del test de fatiga gratuito.