¿Dolor?

¿Dolor? ¿Dolores de cabeza? ¿Dolores crónicos? ¿Problemas de espalda? ¿Dolores musculares? ¿Migraña? ¿Problemas de estómago? Existen diferentes tipos de dolor. Por lo general, el dolor es una señal de advertencia de que algo no funciona correctamente o que es peligroso para nosotros. ¿Pero es esto siempre así? ¿Y qué pasa con los dolores crónicos? El dolor puede afectar en gran medida a nuestra vida cotidiana. Puede incluso llegar a impedir que podamos rendir correctamente. Siempre y cuando no exista ninguna causa médica inequívoca del dolor, es necesario buscar una alternativa para tratar el dolor. En estos casos, el dolor no suele indicarnos la posibilidad de un problema físico; hay que buscar la causa en otra dirección. Con frecuencia suele ser más difícil hacer frente a estos tipos de dolores, sin embargo se pueden encontrar otros métodos para controlar o eliminar este dolor. Descubre aquí más información sobre el dolor así como cuáles son los diferentes tipos de dolor. También puedes pasar el test de dolor gratuito gracias al cual podrás saber más acerca de cuál es el tipo de dolor que sufres.

¿Qué es el dolor?

Tal y como hemos mencionado anteriormente, la función original del dolor es advertirte de que algo no va bien en tu organismo. Por lo tanto el dolor tiene la función de ayudarte a generar una respuesta contra el problema que lo provoca. También sirve para advertirte cuando algo es perjudicial para tu organismo, como por ejemplo caer en plancha al saltar mal a la piscina. Además no todo el mundo sufre el dolor de la misma manera. Existe la posibilidad de que el dolor persista durante más tiempo en diferentes personas, pero esto no significa forzosamente que el dolor se vaya a manifestar de la misma forma en cada una de estas personas. Además, las diferentes causas y las experiencias personales de cada uno hacen que el dolor sea específico según quien los sufra. La intensidad del dolor también puede ser considerablemente diferente según cada persona. Esta intensidad es la que va a determinar en qué medida el dolor constituye un obstáculo en tu vida cotidiana.

¿La experiencia personal del dolor?

El mismo tipo de dolor se puede manifestar de forma distinta de una persona a otra. Así, por ejemplo, la migraña se manifiesta de forma distinta en función de cada persona. Tu umbral del dolor también puede dar lugar a una experiencia distinta. O, por ejemplo, la manera que eliges de superar el dolor también puede conducir a todo un abanico de diferencias. A este nivel, la distracción es una buena técnica para reducir el dolor. Por lo general vamos a sufrir más dolor si nos concentramos exclusivamente en él. Este enfoque del dolor se denomina el modelo biopsicosocial. Este modelo integra varios factores participativos en la determinación del dolor. Son los factores físicos, psíquicos y sociales los que determinan la gravedad del dolor. Estos tres factores desempeñan un papel significativo sea cual sea la naturaleza del dolor. Esto es debido a que en ocasiones el dolor puede ser el mismo para dos personas distintas, pero sin embargo no afectar de la misma manera en la vida de cada uno de ellos. Por lo que puede suceder que cuando una persona sufre más dolor que otra en su vida cotidiana se le prescriba un tratamiento más serio en acorde.

¿Qué podemos decir de las causas del dolor?

El dolor puede tener diferentes causas. Así, por ejemplo, puede ser debido a un trastorno físico que te produce dolor en un lugar concreto de tu cuerpo. El dolor no siempre tiene que ser debido a una causa física. De esta forma, determinados factores psicológicos pueden ser los desencadenantes del dolor. Siempre es necesario que primero un médico de cabecera o un especialista evalúe y determine la naturaleza del dolor. Como primera medida también es conveniente, con el fin de tener más información acerca de los tratamientos alternativos, poder descartar las causas físicas. Un médico de cabecera va a tratar de forma más adecuada las causas físicas, mientras que las otras causas pueden llegar a necesitar otro tipo de tratamiento. Además podrás observar que un tratamiento médico habitual no va a ser muy eficaz cuando se trata de factores psicológicos. Para garantizar un tratamiento adaptado y eficaz, es necesario evaluar cuáles son las causas exactas del dolor. 

¿Las causas físicas del dolor?

Las causas físicas del dolor pueden indicar diferentes clases de trastornos en el organismo. De esta manera, un dolor provocado por un nervio dañado puede conducir a otro tipo de dolor, como por ejemplo una enfermedad de los vasos sanguíneos. Los dolores de este tipo también pueden manifestarse al mismo tiempo. Tu médico de cabecera o especialista pueden darte más información al respecto. En lo que concierne los tipos de causas físicas del dolor, podemos decir que existe un determinado número de categorías principales:

  1. Dolor nociceptivo. Se trata del dolor causado por una lesión en los tejidos musculares, como por ejemplo cuando nos torcemos un tobillo.
  2. Dolor visceral. Aparece, por ejemplo, cuando hay una enteritis.
  3. Dolor neuropático. Este tipo de dolor puede entre otras cosas ser debido a un nervio dañado.
  4. Dolor vascular. Este dolor está vinculado a los vasos sanguíneos. Por lo tanto entre otras cosas puede ser debido a una enfermedad vascular.
  5. Dolor oncológico. Este dolor puede por ejemplo estar vinculado al desarrollo de un tumor.

¿Las causas psicológicas del dolor?

Determinados factores psicológicos también pueden provocar dolor, e incluso dolor físico. De este modo, el estrés puede generar dolores de cabeza o dolores musculares. Nuestra mente y nuestras emociones pueden también llegar a causar una serie de desequilibrios hormonales. Además, una presión emocional prolongada puede terminar provocando consecuencias psicológicas y físicas permanentes. Por lo tanto, el dolor físico no siempre se debe a una causa física. Las causas psicológicas pueden ejercer una influencia importante sobre un gran número de problemas. No debemos subestimar el poder que pueden llegar a tener nuestra mente y nuestras emociones sobre el dolor, ni de qué manera podemos hacer uso de esta fuerza tanto para atenuar el dolor como para agravarlo en otros casos. Al final de esta página, podrás leer cómo puedes emplear el poder de tu mente para eliminar los factores psicológicos del dolor e incluso cómo puedes reducir los dolores que se deben a causas físicas.

¿Dolor crónico frente al dolor agudo?

Las causas anteriormente mencionadas pueden manifestarse de forma aguda o crónica. Un dolor agudo es un dolor de tal intensidad que lo percibimos inmediatamente después de un incidente. Puede llegar a persistir hasta 3 meses pasado el accidente. Pasado ese tiempo podemos decir que se trata de dolor crónico. Tanto el dolor agudo como el dolor crónico pueden conducir a consecuencias graves. Las personas, precisamente las que sufren algún dolor crónico, suelen intentar averiguar sin éxito cuáles son las causas de su dolor durante mucho tiempo. Ciertamente se puede sufrir por tener que padecer dolores a diario. Esto a su vez puede dar lugar a consecuencias psicológicas. Así, las personas que sufren dolor crónico con frecuencia también terminan sufriendo sentimientos depresivos.

¿Los dolores de cabeza?

Los dolores de cabeza pueden afectar de manera muy significativa a nuestra vida cotidiana. Existen diferentes tipos de dolores de cabeza, que van desde los dolores de cabeza muy leves hasta otros seriamente perjudiciales.Tanto la intensidad como la frecuencia y las causas de los dolores de cabeza pueden variar considerablemente, tanto en una misma persona como de una persona a otra. Se puede tener una tendencia a sufrir dolores de cabeza, pero de forma repentina empezar a sufrir otros tipos de dolores de cabeza. Los dolores de cabeza suelen derivar de la combinación de diversos factores.

¿Los tipos de dolores de cabeza?

Los dolores de cabeza pueden manifestarse en todas sus formas y en todos sus grados. De esta forma podemos llegar a sufrir dolores de cabeza bajo la forma de palpitaciones o martilleantes. Además, los dolores de cabeza se pueden situar tanto en la parte posterior del cráneo como la parte frontal. Teniendo en cuenta que existen todos estos tipos de dolores de cabeza, es lógico que no todos sean debidos a la misma causa y que no requieran el mismo tratamiento. Existen diferentes tipos de dolores de cabeza en función de la experiencia de cada uno así como en función de las causas de los dolores de cabeza:

  1. Cefaleas por tensión. Este tipo de dolores de cabeza es debido a una tensión muscular que con frecuencia viene derivada del estrés.
  2. Migraña. Este tipo de dolor de cabeza parece manifestarse con mayor frecuencia y puede abarcar diferentes causas.
  3. Cefalea en racimo o histamínica. Este tipo de dolor de cabeza se manifiesta con un patrón determinado y de forma repetida.
  4. Cefalea asociada a una sinusitis. Este tipo de dolor de cabeza provoca una sensación de pulsaciones en la parte frontal del cráneo y suele estar vinculada a una infección de los senos nasales.

¿Las causas de los dolores de cabeza?

Hoy en día existen diferentes teorías que hacen conjeturas sobre el por qué de la aparición de los dolores de cabeza. Unos opinan que los dolores de cabeza son debidos a un trastorno sanguíneo. Otros opinan que son la consecuencia de un desequilibrio de los neurotransmisores. A pesar de esta división entre teorías, la ciencia ha puesto de manifiesto diversos factores que podrían ser los desencadenantes de los dolores de cabeza:

  1. Los alimentos a los cuales podemos ser sensibles
  2. Un desequilibrio hormonal
  3. El estrés

¿Un tratamiento contra los dolores de cabeza?

El programa ‘Mis15Minutos.com’ ha sido desarrollado por médicos y psicólogos y tiene el propósito de proporcionar apoyo diario a las personas que puedan sufrir cualquier tipo de dolores de cabeza, y esto gracias al programa de autoayuda en línea. El programa se basa en una serie de técnicas terapéuticas que te van a ayudar a eliminar las causas psicológicas así como a que aprendas a superar de manera más conveniente las posibles causas físicas. ¿Quieres saber más acerca de la causas de los dolores de cabeza? Pasa aquí el test gratuito de dolor asociado al estrés.

¿Los dolores psicosomáticos?

Los dolores psicosomáticos son una combinación de las vulnerabilidades físicas a su vez reforzadas por unos desencadenantes psicológicos. En lo que se refiere a los dolores psicosomáticos, se trata de los dolores físicos que son la consecuencia de una serie de desencadenantes psicológicos. Si sufres algún dolor psicosomático, lo más probable es que ya hayas consultado a diferentes médicos con la esperanza de que encuentren una causa concreta de tu dolor, sin embargo aún no tienes la respuesta.

¿En estos casos, el dolor es real o te lo estás imaginando?

El dolor es ciertamente real. Las personas afectadas por dolores psicosomáticos tienen que soportar con frecuencia que se les diga que se están imaginando ese dolor. Los dolores psicosomáticos están reconocidos como enfermedades reales y de hecho figuran en el DSM, un manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales.

¿Cómo se manifiestan los dolores psicosomáticos?

Los siguientes síntomas físicos pueden aparecer a consecuencia de diferentes factores psicológicos:

  • Dolores musculares
  • Problemas de espalda
  • Dolores de estómago
  • Agotamiento

A pesar de que las manifestaciones sean físicas, cabe la posibilidad de que estos problemas sean provocados por el estrés o por determinadas emociones. Existe una serie de situaciones estresantes, como lo pueden ser una mudanza o una separación, las cuales pueden exigir demasiado a la persona que las sufre. Además, la forma que eliges para afrontar estas situaciones (tipo de afrontamiento o ‘coping style’) afectará en gran medida al hecho de que puedas o no sufrir estas consecuencias psicosomáticas.

¿Eliminar los dolores psicosomáticos?

Debido a que la causa de los problemas puede ser tanto física como psicológica, es importante entrenar tu mente y tu cuerpo a reducir todas estas causas y con el tiempo a poder eliminarlas. El programa de autoayuda en línea ‘Mis15Minutos.com’ te va a proporcionar cada día apoyo para poder lograr estos propósitos. Según determinan los estudios realizados, los participantes ven reducido hasta un 70% de su estrés en el plazo de un mes, cuando éste resulta ser un desencadenante importante de los dolores psicosomáticos. ¿Quieres saber si determinados factores psicológicos resultan ser un desencadenante de tu dolor? Pasa aquí de forma gratuita el test de dolor vinculado al estrés.

¿Los dolores musculares?

Los dolores musculares son un tipo de dolor frecuente. Los dolores musculares suelen hacer su aparición a consecuencia de una tensión prolongada de los músculos o del ejercicio intensivo de estos músculos. Las tensiones musculares son con frecuencia la señal de advertencia del dolor, el cual a su vez, al cabo de cierto tiempo, puede conducir a los dolores de cabeza.

¿Las causas de las tensiones y de los dolores musculares?

Este tipo de dolores pueden ser debidos tanto a determinadas causas psicológicas como físicas. A continuación detallamos una lista de causas psicológicas frecuentes de la tensión y del dolor:

  • Depresión
  • Preocupación constante
  • Ansiedad
  • Emociones no integradas
  • Estrés
  • Sentimientos
  • Frustraciones

Además de estas causas psicológicas, también existen causas físicas de tensión, entre ellas la migraña o los ejercicios intensivos. También existen determinados trastornos físicos los cuales pueden dar lugar a las tensiones. ¿Quieres saber si tus tensiones son la consecuencia de factores físicos o psicológicos? Entonces pasa aquí de forma gratuita nuestro test de dolor vinculado al estrés.

¿El dolor crónico?

El dolor crónico es un tipo de dolor que persiste durante un período prolongado o permanente. Se puede manifestar en cualquier parte del cuerpo, sobre todo en la:

  • nuca
  • espalda
  • cabeza

¿Posibles causas del dolor crónico?

El dolor que puedas sufrir, cuando se trata de dolor crónico, ha dejado de tener la función de protección y de advertencia prevista originalmente en nuestra naturaleza. Cuando se trata de dolor crónico, tu organismo suele estar más debilitado y es más vulnerable a experimentar el dolor. A partir de ese momento tu cuerpo va a empezar a expresar un dolor más intenso del que existe realmente o va a expresar más rápidamente dolor donde en realidad no debería produccirse. Esto significa que tu sistema de dolor es más sensible, y que por lo tanto el dolor que vas a experimentar se va a manifestar con mayor rapidez y mayor intensidad.

¿Los efectos del dolor crónico?

El dolor crónico puede tener como consecuencia que no puedas llevar a cabo determinadas actividades. Debido a que el dolor que sufren es excesivo, con frecuencia las personas afectadas deben quedarse de forma prolongada postradas en la cama o sentadas. Esto puede conducir a unas consecuencias psicológicas graves. Con frecuencia estas personas padecen aislamiento y depresión debido a que tienen que sufrir un dolor prolongado.

¿Aprender a hacer frente al dolor crónico?

Existe una serie de trucos y sugerencias para poder afrontar el dolor crónico. Pero lamentablemente no existe un tratamiento rápido y eficaz que pueda ayudar a que los pacientes logren eliminar del todo el dolor crónico. Por esta razón se les suele decir que deben buscar una manera más efectiva de hacer frente a ese dolor. En primer lugar, es esencial procurar que el dolor te inhiba en la menor medida posible. Tienes que tener siempre en cuenta que el dolor es una señal de advertencia de que algo no funciona correctamente. Por lo tanto procura hacer todo lo que esté en tu mano para luchar contra la depresión así como a mantener tu organismo con salud. El distraerse también es una buena opción. Si procuras no centrar toda tu atención en el dolor, por regla general vas a conseguir que te afecte menos. De esta forma, se consigue que el dolor ejerza menos influencia sobre tu rendimiento psicológico. ¿Quieres conocer otras sugerencias para poder hacer frente al dolor crónico, o estás buscando algún tipo de apoyo orientativo para las personas que sufren dolor crónico? Puedes leer más información al respecto en el programa de autoayuda en línea de ‘Mis15Minutos.com’.

¿Las tensiones?

Determinadas tensiones pueden acabar resintiéndose en todo tu organismo. Al principio, más que tratarse de un dolor lo sentirás como una molestia. Al cabo de cierto tiempo, puedes acabar sufriendo una cefalea por tensión en toda regla, así como los músculos doloridos, etc. La tensión suele ser debida a una serie de factores psicológicos. Si el estrés, así como otras posibles causas psicológicas, son el origen de tus tensiones, es imprescindible que busques una solución a estos factores, ya que esto resultará mucho más eficaz que tomar un tratamiento farmacológico a diario.

¿Cuáles pueden ser las causas de las tensiones?

Las tensiones pueden ser debidas a causas psicológicas así como a causas físicas. En la mayoría de los casos se trata de causas psicológicas. Entre ellas nos referimos a la depresión, al estrés, a la ansiedad, a emociones no integradas, etc. Todo el mundo pasa en algún momento de su vida por una etapa difícil o estresante. Para algunas personas, esto puede llegar a tener un efecto permanente sobre el organismo. Por lo tanto es conveniente aprender cómo poder limitar estos efectos negativos del estrés. ‘Mis15Minutos.com’ te ayuda a conseguirlo. El programa propone un apoyo científico a diario con el objetivo de ayudarte a superar de forma duradera las causas psicológicas de la tensión y por lo tanto el dolor.

¿Dolor de espalda?

El dolor de espalda concierne principalmente al sector de la población de más edad. 8 de cada 10 belgas/personas van a terminar sufriendo algún dolor de espalda a lo largo de su vida. A pesar de esta frecuencia de dolores de espalda en la población, en muy raras ocasiones se determina que estos dolores sean debidos a una lesión en la espalda o a una enfermedad específica de la espalda. En un número muy reducido de la población se termina diagnosticando una causa médica real a los dolores de espalda.

¿Las posibles causas de los problemas de espalda?

Los dolores de espalda pueden por lo tanto ser debidos a un amplio abanico de causas. Los factores que pueden llegar a causar dolores de espalda pueden ser tanto físicos como psicológicos. Entre los posibles factores físicos podemos encontrar los siguientes:

  • Falta de práctica de algún deporte
  • Mala postura
  • Ejercitar los músculos en exceso
  • Lumbago
  • Músculos demasiado débiles para poder sostener la columna.

Por lo tanto, con frecuencia no suele tratarse de una enfermedad específica o de una lesión, sino más bien de un uso incorrecto o insuficiente de nuestros movimientos cotidianos, lo cual puede llegar a causar el dolor. Además de las causas físicas, también existen diversas causas psicológicas para los dolores de espalda. Así, la depresión y el estrés pueden causar dolor en cualquier parte del cuerpo. Parece ser que los dolores suelen surgir con más frecuencia cuando estamos pasando por un momento difícil. Esto es debido a que nuestra mente debilita nuestro organismo y en consecuencia tenemos menos voluntad para movernos.

¿Tratamiento contra los dolores de espalda?

Por lo tanto, un tratamiento contra este tipo de dolor puede consistir en consultar a un médico sobre las posibles causas físicas o a seguir un tratamiento contra las causas psicológicas. Hoy en día también existen programas con base científica, como por ejemplo ‘Mis15Minutos.com‘, los cuales te van a poder apoyar y orientar cada día en tu lucha contra el dolor.

¿Migraña?

La migraña es un tipo de dolor de cabeza que sufre aproximadamente 1 de cada 5 Belgas. La migraña se diferencia de los otros tipos de dolores de cabeza, como por ejemplo la cefalea por tensión. Se sabe que las cefaleas por tensión son debidas a la tensión de los músculos, principalmente los de la nuca. Sin embargo todavía no se sabe con seguridad cuál es la causa de la migraña. Además, la migraña puede provocar tensiones musculares, las cuales pueden a su vez agravar el dolor.  .

¿Cuáles son los síntomas de la migraña?

La migraña es más que un simple dolor de cabeza. Puede provocar los siguientes tipos de dolor y síntomas:

  • Dolor de cabeza intenso, principalmente en un solo hemisferio del cráneo
  • Entumecimiento de determinados miembros, principalmente en un solo lado del cuerpo
  • Sentimiento de irascibilidad
  • Sensación de fatiga
  • Trastornos de las funciones humanas más básicas, por ejemplo la memoria
  • Sensación de mareo y náuseas
  • Dolor muscular
  • Dolor al moverse
  • Hipersensibilidad a las inyecciones

¿Cuáles son las causas de la migraña?

La migraña puede ser debida a causas físicas. Sin embargo aún no sabemos con certeza qué es lo que abarcan exactamente estas causas. Existen diferentes teorías en lo referente a la aparición de los brotes de migraña. La mayoría de estas teorías implican una alteración de la circulación sanguínea. No obstante aún no se ha podido aclarar cómo este dolor se manifiesta en el cerebro. Además de las causas físicas, las causas psicológicas también juegan un papel determinante en la aparición de la migraña. De esta forma, el estrés puede ser a menudo la causa de la aparición de un brote de migraña. Por lo tanto es necesario poner de manifiesto estos factores psicológicos para estudiar cómo hacerles frente.

¿Un tratamiento para la migraña?

La migraña se puede tratar de diferentes formas. En primer lugar, podemos encontrar diferentes especialistas capacitados para establecer un diagnóstico de migraña. Este diagnóstico te puede ayudar en tu búsqueda de un tratamiento adaptado. Sin embargo si no se ha determinado que se trata realmente de migraña, probablemente un tratamiento específico para la migraña no dará los resultados deseados. Estos médicos especialistas también pueden proponer un tratamiento a base de fármacos por ejemplo. Sin embargo es importante poner de manifiesto cuáles son causas psicológicas de la migraña y tratarlas. De este modo, ‘Mis15Minutos.com’ propone un programa en línea que ofrece un tratamiento para las causas psicológicas. Aprende a reducir los brotes y a reforzar tu resistencia al dolor.

¿Los problemas de estómago?

Los problemas de estómago también son un tipo de dolor desagradable. Por regla general, los problemas de estómago suelen ser debidos a un deterioro en la pared del estómago o por un trastorno en la digestión de determinados alimentos. En la mayoría de los casos, los problemas de estómago son asociados al padecimiento de una serie de dolores como por ejemplo:

  • Náuseas
  • Eructos
  • Gases
  • Distensión abdominal
  • Sensación de quemazón en la parte posterior del esternón
  • Flatulencias

¿Cuáles son las posibles causas de los problemas de estómago?

Existe una gran variedad de factores que pueden llegar a provocar los problemas de vientre. De ahí que podamos encontrarnos tanto con factores físicos como psicológicos que pueden ser los causantes de los problemas de estómago. A continuación algunos ejemplos de posibles causas físicas:

  • Fumar
  • Régimen alimenticio irregular
  • Obesidad
  • Alcohol
  • Café
  • Malos hábitos alimenticios, como por ejemplo las comidas rápidas
  • Infecciones
  • Ingesta de medicamentos

No obstante los factores físicos no son los únicos posibles causantes de dolores de estómago. Así, la depresión y el estrés pueden también resultar perjudiciales para el estómago. ¿Has podido observar alguna vez que un período de estrés te hace sufrir con más frecuencia dolores de estómago o diarreas? Esto resulta de una producción excesiva de cortisol cuando se sufre de estrés. Por lo tanto, al buscar un tratamiento, es preciso evaluar la posibilidad de causas psicológicas para los problemas de estómago.

¿Un tratamiento contra el dolor?

Como ya hemos mencionado anteriormente, es preciso determinar cuáles son las causas del dolor. En el caso de que se trate de causas físicas, un tratamiento a base de fármacos puede ser útil. Cuando se trata de factores psicológicos, una terapia puede ayudar. Además, muchas enfermedades físicas son consecuencia de la combinación de ambas causas, físicas y psicológicas. Por lo tanto puede ser útil seguir ambos tratamientos y así incrementar la efectividad con el objetivo de poder eliminar el dolor a la mayor brevedad. ‘Mis15Minutos.com’ es un programa de autoayuda en línea desarrollado por médicos y psicólogos para poder acompañar a las personas en su lucha contra cualquier tipo de dolor y sus causas. Gracias a unas técnicas terapéuticas, el programa puede entre otras cosas ayudarte a reducir tu vulnerabilidad así como a incrementar tu umbral del dolor. Además, gracias a estas técnicas, podrás aprender a reconocer las señales de alarma y así poder tener unos períodos libres de dolor.

Pain-reduction-4-weeks-FR-15Minutes4Me

 

Las técnicas del programa ‘Mis15Minutos.com’ pueden por lo tanto ayudarte a reducir y/o a eliminar tu dolor trabajando sobre las diferentes causas de este dolor. Además, te va a enseñar a reconocer las señales de advertencia de manera que puedas hacer frente tanto a la frecuencia como a la duración y a la intensidad del dolor. Finalmente, te podrás beneficiar de unas técnicas que podrás utilizar incluso una vez terminada tu suscripción al programa con el fin de prevenir posibles futuras recaídas. Descubre desde este mismo momento todo lo que puedes hacer contra el dolor así como en qué medida puedes llevar una vida equilibrada con menos dolor. 

¿Test de dolor?

¿Quieres evaluar cuáles son los factores que te causan dolor así como en qué medida te podemos ayudar? Pasa entonces aquí mismo de forma gratuita el test de dolor vinculado al estrés y descubre qué tipo de tratamiento te puede beneficiar.