¿Autismo?

El autismo es un trastorno del desarrollo que se incluye dentro de la denominación de los ‘trastornos del espectro de autismo’. Parece ser que el autismo se manifiesta cada vez con más frecuencia. Como padres, por lo general somos conscientes de que un niño con autismo suele ser un tanto diferente a los demás niños, pero sin embargo no sabemos realmente en qué medida ni cuáles pueden ser las causas. Por lo general, suele resultar bastante complicado poder definir el autismo. No obstante, cuando existe la presencia de otros trastornos suele resultar más fácil poder establecer un diagnóstico.

En este artículo, nos vamos a centrar en los síntomas, las causas, el tratamiento así como en el seguimiento de los trastornos del espectro de autismo.

¿Qué es el autismo?

Se define el autismo como un trastorno del desarrollo. Esto viene a decir que los síntomas están presentes desde la infancia. El autismo está vinculado a determinados síntomas dentro de los siguientes ámbitos:

  • Adaptación social
  • Comunicación e interrelaciones

Los síntomas y la intensidad de estos síntomas pueden variar de una persona a otra.

¿Tipos de autismo?

Es evidente que el autismo se manifiesta de diferentes formas. El autismo ‘clásico’ es un tipo de trastorno del espectro de autismo. También existen otros trastornos del espectro de autismo vinculados a determinados síntomas similares o en otros casos en los que se observan ciertos problemas en ámbitos similares de la vida cotidiana. Algunos ejemplos son:  

  1. Síndrome de Asperger (trastorno neurobiológico)
  2. Trastorno invasivo del desarrollo no especificado (del Inglés PDD-NOS)
  3. Síndrome de Rett (trastorno del desarrollo genético)

Por otra parte, no hay que confundir el autismo con el TDA/H (trastorno de déficit de atención e hiperactividad). El TDA/H es un trastorno del comportamiento y por lo tanto va a presentar unos síntomas diferentes a los del autismo. Sin embargo, es posible que una misma persona presente los dos trastornos conjuntamente.

¿Síntomas del autismo?

¿Comunicación e interrelaciones?

En primer lugar, las personas que padecen autismo se caracterizan por tener problemas de comunicación. Por lo que son capaces de, por ejemplo, quedarse mirando fijamente a la gente o interrumpirles, etc. Resumiendo, tienen su propia manera de comunicar y tienden a alejarse de la ‘modelo correcto de comunicación’. Esta manera personal de comunicarse puede hacer que la gente se sienta incomoda, en particular debido a que pueden quedarse mirándoles fijamente más tiempo de lo soportable. También pueden reaccionar de manera opuesta, es decir ausencia total de contacto visual.

Además, a un niño que sufre autismo puede desde su edad más temprana resultarle difícil entablar cualquier tipo de interacción con los demás, así como saludarles, e incluso el intercambiar ideas cuando son muy niños. Por ejemplo, cualquier niño suele saber que: ‘si levanto los brazos hacia mis padres, me van a coger en brazos’. Esto mismo resulta más complicado para un niño que padece autismo.

Además, con frecuencia los niños que sufren autismo suelen aislarse sobre sí mismos. Les resulta difícil juntarse con otros niños o adultos, y esto mismo hace que en ocasiones tengan reacciones aún más ‘inesperadas’. Debido a que no saben muy bien cómo deberían reaccionar en determinadas situaciones, por lo general tienen reacciones ‘inadaptadas’. Por ejemplo puede darse la situación en la que un niño que sufre autismo no acuda a nadie cuando está triste.

¿Y qué sucede en cuanto a jugar con otros niños?

En este caso también los niños que padecen autismo pueden llegar a tener problemas desde su más tierna infancia. Tienen una forma diferente de comunicar y les gusta jugar solos, lo que a su vez puede conducirles a estar aún más aislados. Por lo general no entienden muy bien qué ocurre realmente. Además también les puede resultar difícil reproducir determinadas situaciones así como utilizar su imaginación para aparentar. Todo esto puede hacer que jugar con otros niños, los cuales a esta edad temprana prácticamente sólo reproducen lo que ven o imaginan lo que hacen, les acabe resultando algo complicado.

¿Fijación por una afición o hobby?

Las personas que padecen autismo suelen tener una fijación hacia una afición especial de la que saben absolutamente todo y a la que dedican prácticamente todo su tiempo. Esta afición aparecerá en prácticamente todas sus conversaciones y suelen vincular el resto de las cosas a esta misma para poder entenderlas mejor. Por ejemplo, una persona con autismo puede llegar a obsesionarse y tener una fijación por los peces, cuidar de ellos y terminar sabiendo absolutamente todo sobre estos mismos peces.

¿Comportamiento estereotipado y repetitivo?

A los niños que padecen autismo les gusta repetir las cosas. Entre otras cosas pueden estar repitiendo fácilmente una misma palabra, se obsesionan en una afición, una pasión, etc.

¿El autismo puede manifestarse generalmente acompañado de otros problemas/trastornos?

A menudo el autismo se manifiesta junto con otros trastornos. Se puede observar que con frecuencia se produce la combinación entre el autismo y los siguientes problemas/trastornos:

  • Ansiedad
  • Ataque de pánico
  • Problemas alimenticios
  • Automutilación
  • Trastornos del sueño
  • Hiperactividad, como por ejemplo el TDA/H

¿Causas del autismo?

Los trastornos del espectro de autismo son una limitación genética presente desde el nacimiento hasta la muerte. Aún no se han establecido con seguridad cuáles son exactamente las causas de la enfermedad. No obstante existen ya algunas tendencias al respecto. En este sentido se piensa que la aparición de los trastornos del espectro de autismo podría estar vinculada a la carencia de uno de los receptores de oxitocina.

¿Diagnóstico del autismo?

Para poder establecer un diagnóstico de autismo, es necesario cumplir ciertos requisitos. El DSM, el manual de diagnóstico más reconocido entre los psiquiatras y los psicólogos, se basa en los siguientes criterios:
A. Se deben manifestar un total de al menos 6 de los síntomas establecidos o al menos dos síntomas de la categoría 1 con uno de las categorías 2 y 3. 

1.Problema persistente relacionado con la comunicación, repercusión en varios ámbitos de la vida cotidiana así como coincidencia con al menos dos de los síntomas siguientes. Los siguientes síntomas pueden manifestarse a la vez:

  • Problemas de reciprocidad socio-emocional. Puede tener diferentes grados de intensidad.
  • Problemas de comunicación no verbal. También puede manifestarse en diferentes grados.
  • Problemas para establecer, mantener y entender las interrelaciones. Puede tener diferentes grados.
  • Problemas para participar en diferentes actividades, establecer objetivos o entretenimientos.

2.Comportamiento repetitivo determinado. Esto puede manifestarse tanto en el comportamiento como en las actividades así como los intereses. Debe manifestarse al menos uno de los síntomas siguientes:

  • Gestos, expresiones o uso de elementos estereotipados o repetitivos.
  • Querencia por la simetría, mostrar una carencia total de flexibilidad frente a ciertas rutinas o patrón de comportamiento verbal o no verbal.
  • Fijación por un número reducido de aficiones a un nivel o a una intensidad anormal.
  • Reacción excesivamente débil o excesivamente intensa a determinadas percepciones sensoriales o interés anormal por percepciones sensoriales de su entorno.
  • Interés persistente por determinadas partes de objetos.

3.Problemas de comunicación a través de la expresión de al menos uno de los siguientes síntomas:

  • Ausencia o retraso en el lenguaje hablado (sin intención de compensarlo por otro medio de comunicación).
  • En el supuesto de que haya comunicación, dificultades para empezar así como para mantener una conversación con otras personas.
  • Uso determinado, repetitivo y extraño de las palabras.
  • Problemas con los juegos de imaginación o los simples juegos en los que se imita a otra persona. Esto debe adaptarse al nivel de desarrollo del niño.

B. Anomalía o retraso en lo que se refiere al funcionamiento de al menos uno de los siguientes contextos, en virtud del cual se pueden observar los problemas antes de que el niño haya cumplido los 3 años: 

  • Interacciones sociales
  • Juegos que dependan del uso de simbolismos y de la imaginación.
  • Lenguaje que tenga como objetivo el comunicar dentro de un contexto social.

C. Los síntomas no pueden ser atribuidos a un trastorno de Rett o a un trastorno desintegrativo de infancia.

En este caso debemos señalar que sólo un psiquiatra puede establecer un diagnóstico. Nadie más tiene la competencia para establecer un diagnóstico de autismo.

¿Tratamiento para el autismo?

Por el momento no existe ningún tratamiento reconocido universalmente para los trastornos del espectro de autismo. No obstante se está trabajando en una terapia que se desarrolla entorno al mecanismo de la oxitocina. A la espera de más resultados, ya existen técnicas que pueden llegar a ser útiles en la lucha contra los factores de riesgo del autismo, como lo pueden ser el estrés y una vida poco equilibrada.

Algunas técnicas pueden fomentar la autoayuda en el caso de que sufras algún trastorno de espectro de autismo. De este modo, existen diferentes técnicas terapéuticas que ayudan a reducir el estrés así como otros factores de riesgo y que además ayudan al aprendizaje de técnicas básicas con el fin de aumentar el rendimiento y el equilibrio. En ocasiones, estas técnicas también pueden estar reagrupadas en determinados programas de autoayuda para afrontar el autismo así como los trastornos del espectro de autismo.

’Mis15Minutos.com’ es un programa terapéutico desarrollado por diferentes psicólogos y médicos para ayudarte cada día a que trabajes en los siguientes problemas:

  1. A reducir el estrés, siempre y cuando el estrés ejerza una influencia negativa sobre tu felicidad así como sobre tu calidad de vida.
  2. A aprender nuevos hábitos positivos. Las personas que padecen algún trastorno del espectro de autismo pueden sufrir en ocasiones ciertas carencias de aptitudes. El programa te ayuda a adquirir estos conocimientos así como a convertirlos en hábitos.

¿En qué te puede ayudar ‘Mis15Minutos.com’?

Esencialmente, el programa ‘Mis15Minutos.com’ te puede ayudar a:

  1. Aceptar los síntomas. No siempre se puede hacer frente a todos los síntomas. La aceptación es un proceso significativo dentro de la terapia y a su vez puede dar lugar a menos estrés y a ciertos problemas relacionados con la depresión.
  2. Luchar contra el estrés y los problemas que genera el estrés. De esta forma, vas a esforzarte indirectamente para reducir los factores de riesgo de los trastornos del espectro de autismo que generan determinados síntomas.
  3. Aprender las competencias básicas como lo pueden ser planificar el futuro, establecer ciertas prioridades, pensar con un enfoque orientado hacia la búsqueda de soluciones, etc., con el fin de mejorar tu calidad de vida y a lograr la adaptación.

¿Autismo? ¡Pasa el test de estrés!

¿Quieres informarte de cómo poder eliminar tu estrés y cómo vivir una vida más equilibrada? ¿Quieres saber cómo luchar contra la intensidad de tus síntomas gracias a la eliminación de ese estrés?

¡Entonces pasa aquí el test de estrés gratuito! ¡Una vez que hayas completado el test, podrás ver un vídeo del Dr. Paul Koeck en el que te dará más información sobre tus resultados y te enseñará de qué forma te vamos a poder ayudar!