TDAH: síntomas y test

9 September, 2016

El TDAH (Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad – del Inglés ADHD Attention-Deficit Hyperactivity Disorder) es uno de los trastornos del aprendizaje más frecuente tanto en niños como en jóvenes. Recientemente, un gran número de médicos han declarado que en realidad el TDAH no existe. Que sólo se trata de un término utilizado para hacer referencia a los niños que tienen mucha energía o que son problemáticos. Sin embargo, otro gran número de médicos y psiquiatras reconocen que los métodos para tratar el TDAH son tan válidos como cualquier otro. No cabe duda de que existe una controversia. Para que tengas una perspectiva más clara de en qué consiste específicamente el TDAH, en este artículo vamos a detallar los síntomas así como enumerar determinados factores que pueden hacer que empeora el TDAH.

TDAH: Déficit de atención

Con frecuencia podemos observar tanto en los niños como en los jóvenes que padecen TDAH que se aburren con facilidad. A penas acaban de empezar a jugar que ya están hartos. Esto no mejora a medida que se van haciendo mayores. En clase, enseguida empiezan a columpiarse en la silla o les resulta difícil seguir prestando atención durante la clase. Entonces es cuando empiezan a llamar la atención de sus compañeros de clase o de sus profesores de forma negativa. Esto es lo que se conoce como déficit de atención. Se trata de uno de los principales síntomas del TDAH. En pocas palabras, un déficit de atención significa que estos niños y jóvenes tienen dificultades para centrar su atención sobre una misma cosa durante un período largo de tiempo. Donde los demás niños no parecen tener ninguna dificultad, estos sí tienen problemas. No son capaces de centrar su atención sobre una misma cosa tanto tiempo como los demás niños.

TDAH: Hiperactividad

Existen diferentes tipos de TDAH. Por ejemplo el TDA es una variante en la que no se incluye la hiperactividad, pero la forma más conocida es el TDAH. La ‘H’ designa la hiperactividad. Los niños que padecen TDA sufren principalmente de problemas de atención, tienen muchas dificultades para centrar su atención sobre algo específico durante un tiempo determinado. Pero los niños que padecen TDAH tienen al mismo tiempo un problema de atención y un problema de hiperactividad. Esto quiere decir que a los niños que padecen TDAH entre otras cosas les resulta difícil quedarse tranquilos o hacer las cosas con calma. Son hiperactivos. Con frecuencia, esto, combinado con el déficit de atención, va a acarrear como consecuencia que los niños que padecen TDAH tengan dificultades en el colegio.

TDAH: Falta de control de los impulsos

Otra de las características principales del TDAH es la falta de control de los impulsos. Con frecuencia hablan sin pensarlo antes o actúan y hacen cosas sin recapacitar. En cuanto algo se les pasa por la mente ya están pasando a otra cosa. Cuando llegan a una edad más avanzada, esto puede traducirse por unos gastos excesivos de dinero o por conducir de manera peligrosa.

TDAH: La otra faceta del TDAH

Otra faceta del TDAH es que con frecuencia estos niños o estos jóvenes pueden ser activos de buen grado. En particular en los deportes o en las organizaciones juveniles. Para un gran número de estos niños el deporte es una especie de válvula de escape. Pueden descargar su energía y liberarse de su hiperactividad. Por lo tanto, a un gran número de los niños y jóvenes que padecen TDAH no les gustan las actividades que les exigen quedarse tranquilos y quietos o las que les exigen centrar durante mucho tiempo su atención sobre lo mismo.

TDAH: Otras características

A los niños que padecen TDAH y que tienen dificultades para quedarse tranquilos o que con frecuencia son impulsivos, les va a resultar muy difícil hacer nuevos amigos. Esto puede entrañar graves consecuencias tanto en la infancia como en la pubertad. Además, muchos niños que padecen TDAH tienen problemas en el colegio. Les resulta difícil concentrarse y tienen problemas para quedarse tranquilos. Con frecuencia esto también se traduce por unas malas notas. Las consecuencias de su déficit de atención, de su falta de control de sus impulsos y de su hiperactividad pueden con frecuencia dar lugar al estrés, a la ansiedad y en ocasiones a la depresión. En ocasiones se sienten diferentes a los demás niños y tienen la sensación de no encajar en ninguna parte.

TDAH y programa de autoayuda en línea

Debido a que permite reducir el estrés, el programa de autoayuda en línea de ‘Mis15Minutos.com’ también puede reducir los síntomas del TDAH. Puede ayudar a los niños y a los jóvenes que padecen TDAH en su lucha contra la probabilidad de estrés, de ansiedad o de depresión así como informarles acerca de determinadas técnicas de comunicación. Cualquier niño a partir de los 12 años puede seguir el programa, aunque probablemente de vez en cuando vaya a necesitar a sus padres para que le expliquen algún que otro término que no entienda. No obstante es importante que los padres dejen que su hijo siga él solo el programa y que sólo le ayuden si él se lo pide.

TDAH: Pasa el test de estrés en línea!

Siempre puedes pasar el test de estrés en línea gratuito y de esta forma averiguar cuál es tu nivel de estrés.

Tags:
Date: September 9, 2016, Author: Mijn Kwartier